Exclusivo
Salud

Coronavirus: ¡Nuevas restricciones en Guayaquil no convencen a expertos!

Farras por graduaciones y demás actos de desobediencia ciudadana llevarían a un descontrol en el contagio y fallecimientos por COVID-19. Harto ‘camello’ para las autoridades 

ciudadano
La irresponsabilidad ciudadana sigue siendo uno de los principales factores por los cuales se propaga más el virus pandémico.Álex Lima /EXTRA

“Las nuevas medidas tomadas por el COE Cantonal son tenues. Necesitamos unas contundentes desde la circulación de vehículos y personas con dígitos pares e impares, que circulen en determinados días. La circulación de transporte público debe de ser limitada y su aforo solo de una tercera parte. Hay que volver al teletrabajo para más de la mitad de los trabajadores, así como un cambio de horario en los empleos. El cierre total de la provincia por causa del feriado”, manifiesta el epidemiólogo Luis Triviño, quien indica que todo el mundo viene a Guayaquil y por este momento no es recomendable visitarla. La cosa está fuera de control.

Su colega Mario Paredes sostiene que hay que concienciar a la población sobre las nuevas restricciones que han socializado. “De cumplirse a cabalidad estas medidas podrían mitigar en algo la situación”, indica el experto, quien confirma que las variantes de Reino Unido y Nueva York están presentes en el Puerto Principal, y no descarta la posibilidad de la proveniente de Brasil.

Triviño manifiesta que los entes que realizan los estudios de las cepas circulantes (Universidad Católica de Quito, la San Francisco de Quito y la Universidad de Especialidades Espíritu Santo) no han reportado la brasileña, la cual es más letal y ya está haciendo de las suyas en Perú y Argentina.

Graduados en el ’relajo’

La noche del sábado pasado circulaba en chats de WhatsApp un supuesto boletín que informaba las nuevas restricciones para la Perla del Pacífico, por el aumento de casos de contagios y fallecimientos por el virus pandémico.

El documento no era oficial, pero a la par se tomaban las redes sociales diversas fotos y videos de la graduación de un plantel de Guayaquil, en el cual no se respetó el aforo ni las medidas de bioseguridad. El evento se desarrolló en un reconocido hotel de la ciudad.

El gobernador de la provincia del Guayas, Luis Chonillo Breilh, habló al respecto y animó a la colectividad a denunciar este tipo de actos. Con el material circulando en redes sociales las respectivas autoridades acudieron para hacer la respectiva citación. Chonillo fue parte de la mesa técnica del COE cantonal que se reunió el pasado domingo para presentar su informe y comunicar las medidas, en el cual se dijo que en septiembre fallecieron dos personas, ahora son 20, como promedio.

También habría un subregistro sin diagnóstico de personas fallecidas por COVID-19, es decir, la cifra de muertos sería mayor.

Marzo es el mes que mayor mortalidad presenta: 414 fallecidos y eso que el mes no termina. 

Algunas medidas

  • No consumo de alcohol en la vía pública, parques, autos estacionados y en circulación y en exteriores de ‘caletas’
  • La venta de alcohol será de 6:00 a 17:00 en minimarkets y lugares autorizados.
  • Restricción vehicular particular de 00:00 a 05:00.
  • En Semana Santa la salida hacia la vía a la costa será por placas: 2 y 4 de abril impar, y el 3 par.
  • Los fines de semana de abril la circulación de los autos será: sábados placas pares y domingos impares.
  • Se restringe el aforo de las salas de velaciones a 10 personas. El tiempo máximo de uso de la sala no podrá exceder a las 12 horas. Prohibición de velaciones en caso de coronavirus confirmado.
  • El horario de apertura de Playa Varadero será de 08:00 a 15:00
  • Se prohíben procesiones, bingos, desfiles.
Quito IESS
Las carpas que se instalaron en los parqueaderos están llenas. Agencia (ag-extra ag-expreso ag-quito)Henry Lapo/EXTRA

Virus doblega al IESS Sur 

En la capital, la situación también es crítica... el IESS del Sur, hospital centinela -el más grande de Pichincha- está al 110 % de ocupación por casos de COVID-19. Causa preocupación.

Sus autoridades advierten que si las cosas siguen así, pronto habrá quienes no tengan acceso a atención hospitalaria. “Estamos en un punto de pandemia como nunca antes lo había vivido el Hospital Quito Sur”, dijo Francisco Mora, coordinador de Vigilancia Epidemiológica de la entidad.

RELACIONADAS

Hasta el 23 de marzo se han registrado en la capital 99.528 casos confirmados y han fallecido 2.238 personas. El último fin de semana, los pacientes, que sobrepasan los 250 diarios, tuvieron que esperar en las sillas e incluso en el piso por atención.

“Llegaban ambulancias tras ambulancias”, comentó Carolina Cárdenas, familiar de un paciente con COVID-19.

Damián Urresta llegó el miércoles con síntomas y fue atendido en emergencias, pero debió esperar dos días por una habitación. “Estuve en la silla con oxígeno y con las pastillas”, comentó.

Según Álvaro Gaibor, gerente del centro hospitalario, “ya no se pueden ampliar más espacios, pues ya se pusieron camas extra en el área de cafetería, endoscopía y las carpas donde funcionaba el estacionamiento.

Otra de las preocupaciones es que los pacientes respiratorios que llegan, todos son graves e incluso necesitan cuidados intensivos. Ya existen 38 personas en espera, porque los 49 espacios están ocupados.

fiesta
Las fiestas no cesan en plena pandemia.Alejandro Giler/EXTRA

Frenaron rumbas y ‘zapateos’ en Santa Ana y Montecristi

Manabí es una de las provincias con más casos y fallecidos por la COVID 19 con 24.543 contagiados y 1.746 decesos, pese a ello en varios cantones, no obstante a las prohibiciones de los Comité de Operaciones Emergentes algunas familias hicieron eventos y fiestas.

RELACIONADAS

En el cantón Santa Ana, la noche del sábado se suspendieron al menos cuatro celebraciones de graduaciones.

La Policía Nacional, Comisaría y funcionarios municipales frenaron la rumba, el “zapateo” y los “viva la fiesta”, en tres festejos en el casco urbano, así como en una celebración que desarrollaban en la parroquia Ayacucho.

Las autoridades lamentaron que en los escenarios intervenidos había niños y no mantenían las normas de bioseguridad.

En Montecristi, en sectores como Bajo La Palma, Bajo Pechiche y la parroquia Aníbal San Andrés también fue otro de los cantones donde armaron rumbas. Al menos hubo celebraciones.

José Mero, habitante de Montecristi, lamentó que mientras en las casas de salud hay muchos enfermos, otros que gozan de un buen estado se arriesgan y organicen fiestas.

Playa
A las autoridades les preocupa que en el feriado de Semana Santa los ecuatorianos quieran dirigirse a diversas playas del país.Joffre Lino / EXTRA

Pedirán que cierren las playas en Santa Elena

Cerrar todas las playas en la provincia de Santa Elena es el pedido que hará la Gobernación peninsular para prevenir el ingreso masivo de turistas en el próximo feriado de Semana Santa.

La gobernadora Datzania Villao informó que la resolución fue tomada después de la reunión con los integrantes del Comité de Operaciones Emergentes COE y dicha solicitud la enviarán hoy a los alcaldes de los tres cantones.

“Estamos muy preocupados, el informe de salud revela que de cada 100 personas que se hacen la prueba, 49 salen positivas, tenemos que tomar acciones de inmediato para detener la propagación de la enfermedad”, dijo Villao.

La situación pandémica se agravó el fin de semana último cuando las casas de salud que atienden pacientes con la COVID 19 llegaron a su tope máximo. Tanto en el hospital Liborio Panchana como en el Centro Señor de las Aguas no cabe un paciente más. El sábado hubo siete fallecimientos, la cifra más alta en un día en lo que va de este año.

Por esta situación, dirigentes de las comunas Libertador Bolívar, San Antonio y Río Chico decidieron suspender todo evento

Las personas que tuvieron que esperar fueron atendidas, pero las autoridades temen que la imposibilidad de recibirlas en los próximas días se convierta en un factor de aumento de mortalidad. “Puede que no haya quién los atienda, se van a morir”, enfatizó Gaibor.

En el último reporte se registran las 336 camas de cuidados leves e intermedios ocupadas. Durante la pandemia se han atendido al menos a 75.000 pacientes con síntomas respiratorios.