Exclusivo
Actualidad

Medio Ambiente quiere hallar a los responsables del atentado al parque El Cajas

La mañana de hoy viernes 16 de diciembre, funcionarios del ministerio de Medio Ambiente presentaron en la Fiscalía del Azuay una denuncia para determinar a los culpables del grave incendio forestal que arrasó con más 300 hectáreas de vegetación en el p

Imagen CUENCA FORESTAL 2
La Secretaría de Gestión de Riesgos indica que en Azuay en lo que va de este año hay 3.924 hectáreas de bosques y vegetación desaparecidos por efectos del fuego.Extra

La mañana de hoy viernes 16 de diciembre, funcionarios del ministerio de Medio Ambiente presentaron en la Fiscalía del Azuay una denuncia para determinar a los culpables del grave incendio forestal que arrasó con más 300 hectáreas de vegetación en el parque El Cajas.

A decir del director de Gestión de Riesgos, Geovanny Iñamagua, las investigaciones preliminares señalan que el fuego se inició en una propiedad privada el sábado 10 de diciembre y al parecer por acción del viento se propagó por el bosque protector de Mazán y las montañas de Surrocucho-Llaviucu. Esto generó un incendio que llevo 5 días a los socorristas, para controlar y liquidar el fenómeno.

Fue apagado la tarde del miércoles gracias a una lluvia que soportó la región.

Iván Palacios, gerente de la Empresa Municipal de Agua Potable (ETAPA), dijo que se coordina con otras instituciones los procesos para determinar el área específica que fue afectada por la quema; el tipo de vegetación y vida silvestre destruida. “De acuerdo a una primera evaluación, la mayor afectación está fuera del parque del Parque Nacional El Cajas”, refirió el funcionario.

El artículo 246 del Código Orgánico Integral Penal manifiesta: “La persona que provoque directa o indirectamente o instigue la comisión de tales actos, en bosques nativos o plantados o páramos, será sancionado con pena privativa de la libertad de unos a tres años”.

La Secretaría de Gestión de Riesgos indica que en Azuay en lo que va de este año hay 3.924 hectáreas de bosques y vegetación desaparecidos por efectos del fuego.

De acuerdo a socorristas y autoridades de Medio Ambiente, que han trabajado en este atentado a la naturaleza, aún no existe un solo sancionado pese a presumir que las quemas son provocadas por la mano del hombre.