Desaparecidos en avalanchas: El clima aumenta el dolor

Exclusivo
Actualidad

Desaparecidos en avalanchas: El clima aumenta el dolor

Ocho personas siguen sin ser halladas en Zamora y Chimborazo. El intenso frío y las lluvias sabotean las tareas de rescate en estas dos tragedias

andinistas
Los cadáveres de los andinistas llegaron la mañana del lunes 26 de octubre a la morgue de Riobamba.Patricia Oleas

El clima aumenta la desesperación y disminuye las esperanzas de hallar a ocho desaparecidos: tres andinistas en Chimborazo y cinco personas que fueron sepultadas por un derrumbe en la vía Loja-Zamora.

La tristeza nublaba el rostro de los familiares de Jaime Jácome Omar, Bryan Tafur, y José Gustavo Parra, la mañana de ayer. Ellos son tres, de los 13 escaladores que fueron sorprendidos, el pasado domingo, por una avalancha en el volcán Chimborazo. De este hecho, tres fallecieron y tres están desaparecidos.

El inclemente frío, que hacía que los parientes se envolvieran en cobijas y abrigos, no hizo que se movieran del ingreso de la Reserva, donde esperaban noticias de sus seres queridos.

Sus ilusiones de hallarlos con vida se apagaban con cada minuto que pasaba y, ayer, la tristeza los embargó porque las tareas de rescate fueron suspendidas por el clima. Solo ayer hacían seis grados de temperatura.

“Siempre le gustaron las montañas. Desde hace 10 años eran su pasión, era la primera vez que intentaba esta cumbre. Lo había hecho en el Cotopaxi y el Cayambe”, comentó Juan Parra, hermano de José Gustavo.

No pudo contener las lágrimas cuando recordó la última conversación que tuvo con su ñaño, un día antes del accidente. “Estaba contento, me envió una foto y quedamos de vernos en Quito. Él deja a dos hijos en la orfandad”, reveló.

Los hermanos de Bryan Tafur también detallaron que él tenía 25 años y empezó en el montañismo de ‘peladito’. Ellos subieron temprano hasta el primer refugio ayer. Ahí constataron el trabajo de los rescatistas.

Compañeros del grupo de andinistas de Kléber Gualavisi, una de las víctimas, también estaban ahí. Ellos iban a ir, pero por cosas del destino se retrasaron y se quedaron en Cayambe. Según explicaron, los desaparecidos eran parte de una cordada (grupo de escaladores sujetos por una misma cuerda), y los fallecidos de otra.

Anita es una de las sobrevivientes. “También me hubiese muerto, pero no subí, ya no avanzaba, hacía mucho frío”, aseveró mientras se recuperaba.

Mientras tanto, los cuerpos de Gregory Coro, Vanessa Villalba y Kléber Gualavisi fueron trasladados hasta la morgue de Chimborazo.

En Zamora

zamora 2
Las lluvias complicaron el rescate en Zamora.Freddy Inga

La misma desesperación la comparten los parientes de los desaparecidos en el derrumbe de la vía Loja-Zamora, ocurrida el pasado viernes. La angustia de la familia de los esposos Hugo Quevedo y Sonia Jadán crece sin tener respuestas.

Ellos estaban viajando por el sector de El Retorno, donde fueron sorprendidos por un deslizamiento de tierra. También están desaparecidos tres trabajadores del gobierno parroquial de Los Encuentros, del cantón Yantzaza: Luis Burí Pauta, de 35 años, Yésica López, de 26 años, y Silvana Sánchez, de 31 años.

Jacqueline Jadán es sobrina de los esposos desaparecidos, dijo que familiares fueron a visitar a su hija a Loja.

Durante la búsqueda, que se ha complicado por las lluvias que han caído en la zona, personal halló una maleta que, según lo parientes, es de los esposos.

Hugo Quevedo y Sonia Jadán son docentes de la Escuela Paulina Solís de Yantzaza y la Unidad Educativa Juan XXIII. Víctor Herrera, presidente de padres de familia de la segunda institución, comentó que algunos docentes y padres de familia se han unido a la búsqueda.

A la maestra le faltaban dos años para jubilarse. Llevaba cerca de 33 años en la institución educativa.

El gobernador de Zamora, Absalón Campoverde, comentó que hasta el momento han hallado partes de un automotor y una placa.

La vía fue habilitada de un solo carril a las 17:00 del domingo. Están dando paso vehicular cada dos horas, ya que aún hay deslizamientos.