Exclusivo
Actualidad

Descargaban cerámicas cuando cayó la ‘lluvia de balas’

Un muerto, un herido y un ileso. Motorizados llegaron a una casa en construcción en el cantón Daule y repartieron 'plomo' como quisieron   

bala
El tiroteo se registró en la ciudadela Las Marianitas de la parroquia Banife.Edgar Romero

El misterio persiste entre los moradores de la ciudadela Las Marianitas de la parroquia urbana Banife, en el cantón Daule de la provincia del Guayas. El miércoles 11 de noviembre de 2020, solo escucharon una balacera y cuando salieron encontraron a dos personas heridas. Una era el hermano de un vecino que tenía apenas un mes de haber llegado desde Quito para visitar a sus familiares. La otra, el maestro contratado para que instale cerámicas en la vivienda donde ocurrió el hecho de sangre. El dueño de la casa corrió y pudo salvar su vida.

De esto, lo que no pueden aún descifrar los moradores es a quién exactamente querían asesinar. La policía trabaja en las investigaciones para determinar no solo los motivos del ataque, sino también para identificar a los tres motorizados que llegaron a protagonizar la lluvia de balas.

Sin embargo, existe un video donde se aprecia claramente que, al parecer, a quien querían silenciar era justamente al que corrió porque los motorizados lo siguen, pero no logran su propósito.

De las versiones de los residentes del sector se conoció que Carlos Julio Cantos, dueño del inmueble, llegó junto con su hermano Juan Alberto y el maestro constructor Sixto Samuel Higuasnia Quinto en una camioneta cargada de cerámicas. Cuando bajaban la mercadería apareció inesperadamente una moto con tres sujetos. Los desconocidos sacaron armas de fuego y protagonizaron el tiroteo. Los proyectiles alcanzaron a Juan y a Sixto, quienes cayeron malheridos: uno dentro del carro y el otro a un costado. Carlos corrió y pudo salir ileso del ataque.

Más tarde, ambos heridos fueron trasladados al hospital del cantón, donde posteriormente se conoció sobre el fallecimiento de Juan Cantos.

Eduardo Ruiz Sellán, de 57 años, dijo que su sobrino Juan tenía un mes de haber llegado desde Quito a su recinto natal Comején, a visitar a sus padres y familiares.

Añadió que desde hace siete años se dedicaba a vender comida en la capital, y que al llegar al cantón decidió ayudar a su hermano en la construcción de la casa. “Dicen que llegaron con una subametralladora y una pistola para balear a mis sobrinos y al maestro”, añadió el deudo.

RELACIONADAS

Hasta tanto, la policía continúa en las indagaciones. (ERS)

TE RECOMENDAMOS