Exclusivo
Actualidad

Doloroso anochecer para familia de Alausí

Buscaban a uno de sus miembros y lo hallaron asesinado. Víctima hacía fletes en un carro que fue localizado al borde de un abismo

fletero muerto
El cadáver fue encontrado en una quebrada del sector de Alpachaca Multitud.Patricia Oleas

Saúl Parra, que se encontraba desaparecido desde el miércoles 23 de septiembre de 2020, fue hallado muerto la noche del siguiente día. Su cuerpo estaba en una quebrada, en el sector de Alpachaca Multitud, ubicado a una hora de Alausí y con un camino de tercer orden. Tres tiros a la altura del tórax acabaron con su vida.

Agentes de la Policía acudieron a la zona a recabar indicios. “Estamos recogiendo evidencias y todo lo que aporte para dar con los culpables de este crimen. Hasta el momento la hipótesis que se maneja es un robo con resultado de muerte”, indicó Luis Montesdeoca, jefe de Dinased-Chimborazo.

El vehículo en el que andaba, una camioneta doble cabina perteneciente a la cooperativa TIA, estaba a dos horas de distancia de donde hallaron el cadáver.

La última vez que vieron a Parra fue el miércoles por la noche. Según testigos, ofertaba servicio de transporte desde Alausí a Chunchi, en su carro de alquiler. En la mañana del jueves, solo la camioneta fue encontrada a orillas de un precipicio, en la provincia de Cañar. “Otros compañeros que subían de la Costa encontraron el vehículo prendido, se acercaron y vieron que la llanta estaba al filo, por lo que apagaron y enseguida comunicaron”, informó Ruperto Arrieta, gerente de la cooperativa y amigo de Saúl.

Inmediatamente avisaron a las autoridades, pero ya el temor rondaba entre ellos. Por averiguaciones se presume que dos personas lo contrataron para un viaje a Guayaquil que nunca se cumplió.

Hugo Arellano, jefe del Cuerpo de Bomberos de Alausí, manifestó que en las inmediaciones de donde se halló el cadáver había huellas de sangre y que la víctima estaba boca abajo, al fondo de la quebrada.

RELACIONADAS

Saúl Parra fue trasladado a la morgue de Riobamba para la autopsia de rigor. Luego fue llevado hasta su natal Alausí, donde fue velado por seis horas como indica el procedimiento dentro de la emergencia sanitaria. “Fue un amigo de todos, muy conocido, alegre, es una pena para su familia”, se lamentó el jefe de Bomberos. (PO)

TE RECOMENDAMOS