Exclusivo
Actualidad

¡La construcción del Tranvía de Cuenca está en emergencia!

La Municipalidad de Cuenca y los técnicos de Artelia, empresa a cargo de la gerencia y fiscalización del Proyecto Tranvía de los Cuatro Ríos de Cuenca, mantienen -desde el 21 de diciembre- reuniones para definir la terminación unilateral del contrato d

Imagen CUENCA TRANVIA 1
l Consorcio español Cuatro Río de Cuenca (CCRC) dejó de laborar desde el pasado 8 de octubre.Extra

La Municipalidad de Cuenca y los técnicos de Artelia, empresa a cargo de la gerencia y fiscalización del Proyecto Tranvía de los Cuatro Ríos de Cuenca, mantienen -desde el 21 de diciembre- reuniones para definir la terminación unilateral del contrato de las obras civiles del proyecto. El Consorcio español Cuatro Río de Cuenca (CCRC) dejó de laborar desde el pasado 8 de octubre, con el argumento de no tener dinero para continuar con la obra.

El alcalde Marcelo Cabrera explicó que “no hay razón para abandonar los trabajos, puesto que el ayuntamiento está al día en los pagos de las planillas y anticipos económicos con el CCRC”. Cabrera advirtió la posibilidad de “terminar el contrato de manera unilateral”.

El 15 de octubre, el Concejo Cantonal de Cuenca declaró la emergencia para el proyecto del Tranvía. En ese momento retomó de manera parcial los trabajos con operadores de la Municipalidad y algunas de las subcontratistas del Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca.

Guillermo Argudo, coordinador del Proyecto Tranvía, refirió que los trabajos civiles han avanzado en un 75 %. La decisión sobre la terminación del contrato se tomará esta semana, “la empresa no está haciendo prácticamente nada”, expresó el funcionario.

Según el coordinador del proyecto, con base en el informe que se analiza, el Municipio tiene dos vías. La primera es apelar a un arbitraje internacional en Santiago de Chile y continuar con la obra en una prolongada pausa; y la segunda es dar por terminado el contrato de manera unilateral, con el fin de contratar a una nueva empresa para que se haga cargo de los trabajos pendientes.

El proyecto se inició en el 2012 en la alcaldía de Paúl Granda, como un nuevo sistema de movilidad conocido como ‘tren ligero’, mecanismo para superar los problemas de transporte que enfrenta la urbe. Debió estar operando desde abril pasado, sin embargo, se anuncia que funcionaría en marzo del 2017.