Investigados por corrupción: la lista de ‘fugados’ aumenta

Exclusivo
Actualidad

Investigados por corrupción: la lista de ‘fugados’ aumenta

En medio de cuestionamientos y apoyo, el mandatario ha ido en este año y casi cinco meses de gestión tratando de cumplir su ofrecimiento contra este problema. En ocasiones ha tenido éxito pero en otros no.

Imagen corrupcion ecu
Referencial.Internet

Desde su posesión como presidente del Ecuador, Lenín Moreno prometió combatir la corrupción en el país. “Vamos a practicarle una cirugía mayor a la corrupción; la de ahora, la de ayer y la que podría venir”, dijo como parte de su discurso el pasado 24 de mayo de 2017.

En medio de cuestionamientos y apoyo, el mandatario ha ido en este año y casi cinco meses de gestión tratando de cumplir su ofrecimiento contra este problema. En ocasiones ha tenido éxito pero en otros no.

Justamente en la lucha contra la corrupción “de ayer”, ha sufrido un nuevo revés. Esta vez uno de los exfuncionarios principales del gobierno anterior de Rafael Correa, ha logrado burlar la medidas de seguridad que pesaban en su contra y ha logrado ‘fugarse’ del país, en medio de plena investigación que llevan adelante las autoridades de justicia en su contra.

Pero este caso de ‘fuga’ no ha sido el único suscitado en el país. Otros exfuncionarios también han logrado el efecto ‘trágame tierra’ y han desaparecido como si nada del Ecuador justo cuando han sido vinculados e investigados por casos de corrupción.

A continuación algunos de los casos más representativos de las ‘fugas’, incluso una con retorno, que han ocurrido en el país:

Pedro Delgado, el primo de Correa con título falso

Pedro Delgado, expresidente del Banco Central y primo del presidente Rafael Correa, fue uno de los casos sonados de corrupción en el país. Él abandonó el Ecuador bajo la excusa de un compromiso en los Estados Unidos, país del cual nunca regresó.

Uno de sus ‘tropezones’ más llamativo fue cuando se descubrió que su título de economista había sido falsificado. En diciembre de 2012, Delgado renunció a sus funciones como administrador del fideicomiso No Más Impunidad y presidente del Banco Central tras haber admitido que usó de forma fraudulenta el título.

Luego de este impase se dio su salida del Ecuador con destino a Miami, donde se encuentra residiendo desde el 2012.

Mientras la Justicia ecuatoriana lo condenó, en abril de 2016, a ocho años de prisión por el delito de malversación de fondos públicos tras el otorgamiento irregular de un crédito de 800.000 dólares, cuando era administrador del banco Cofiec, a Gastón Duzac, empresario argentino, en 2011.

La Fiscalía solicitó en noviembre de 2014 su extradición, y en 2017, el fiscal general de aquel entonces, Carlos Baca Mancheno, ratificó el pedido de extradición en su contra, sin embargo hasta la actualidad no se ha hecho cumplir esta medida.

Ramiro González, defraudación tributaria y tráfico de influencias

Ramiro González, expresidente del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se suma a la lista de involucrados en casos de corrupción del régimen anterior y que salieron del país sin aviso.

El también exministro de Industrias durante el gobierno de Correa, huyó de la justicia en agosto de 2017 cuando en un operativo policial se allanaron varios inmuebles en Quito; en estas incursiones se detuvo a Carmen G., su esposa.

La última vez que se supo algo de él, fue el pasado 10 de agosto, por medio de un usuario en Twitter que difundió una foto del extitular del IESS cenando en un restaurante en Lima.

González es investigado por defraudación tributaria desde agosto de 2017 y en diciembre del mismo año, le dictaron orden de prisión preventiva por el delito de tráfico de influencias.

El primer caso surge de informes del Servicio de Rentas Internas (SRI), que revelan que, entre 2012 y 2016, él habría tenido ingresos por $ 2,2 millones y declaró impuestos por $ 391.000. El perjuicio sería la diferencia de $ 1’826.230,

Mientras la segunda acusación corresponde a una supuesta red de ocho personas, con González incluido, relacionadas con el IESS que gestionaron la creación de la necesidad, el direccionamiento y el cambio de bases para contratar a la empresa de limpieza Super Clean.

El exfuncionario incluso fue destituido de su propio partido político, Avanza, del cual era presidente nacional, el pasado 20 de junio del presente año.

‘Capaya’, Petroecuador lo hizo huir y volver

Carlos Pareja Yannuzzelli, exgerente de Petroecuador, dejó el país el 28 de septiembre de 2016, con destino hacia España y luego terminó radicándose en Miami.

¿La razón? La Fiscalía solicitó que se abriera una instrucción fiscal a funcionarios públicos y contratistas petroleros que movieron en empresas offshore dineros de coimas por la entrega de contratos para la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas.

Pero sus días como prófugo llegarían a su fin el 11 de agosto de 2017, tras casi un año de ausencia en el exterior. Capaya (nombre de su empresa offshore) llegó esposado al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, en un megaoperativo de seguridad, para entregarse y cooperar con las justicia ecuatoriana.

Pese a haber firmado un acuerdo de cooperación eficaz que le garantizaría una rebaja sustancial de las penas en su contra, al momento ya ha sido sentenciado por delitos como cohecho (5 años), peculado (6 años) y enriquecimiento ilícito (10 años), penas que sumadas llegan a 21 años de privación de libertad.

Y aún tiene un proceso por peculado pendiente. La tercera sesión de audiencia de juzgamiento está prevista se reinstale este lunes 23 de octubre a las 16H00 en el Complejo Judicial norte de Quito.

Fernando Alvarado, se sacó el grillete y ‘voló’

El caso más reciente y que ha generado conmoción por la facilidad y particularidad con la que se ha suscitado. La salida del exsecretario de Comunicación del Gobierno de Correa, Fernando Alvarado, se conoció por Whatsapp.

La fuga del exfuncionario se confirmó el sábado 20 de octubre por medio de él mismo. “Ya estoy fuera de EC. Mi abogado informará oportunamente”, escribió en un mensaje de Whatsapp.

En el mensaje agradece primero por “el trato cordial” que le han dado en estas últimas semanas y precisa que está “en tránsito hacia un país” que le ha concedido asilo. Agrega que su abogado se hará cargo del proceso y que “cualquier inquietud adicional estoy presto a mantener comunicación con ustedes a través de este medio”.

Alvarado tenía como medida cautelar el uso de un grillete electrónico, ordenado por la Fiscalía el 9 de agosto pasado, como parte de las condiciones que debía cumplir en la investigación por supuesto peculado.

En febrero, la Contraloría remitió a la Fiscalía 11 informes con indicios de responsabilidad penal en contra de Alvarado y de excolaboradores de la antigua Secretaría de Comunicación.

Sus últimos movimientos registrados por el grillete electrónico reflejan los viajes que realizó, de Quito a Quevedo, hasta que finalmente se detuvo en una quebrada de la autopista Simón Bolívar.

Desde este punto, luego de varias horas, el dispositivo fue encontrado con evidencia de haber sido vulnerado.

Las autoridades del ministerio del Interior, Justicia y la Secretaría de Comunicación, dijeron no tener mayor información sobre la ruta y el paradero actual de Alvarado.

Sin embargo, María Paula Romo (Interior), anunció que el exfuncionario ya cuenta con la alerta azul de Interpol y que es buscado en 192 países “en el supuesto” de que hubiese abandonado Ecuador.