Exclusivo
Actualidad

¡Guambrita mañosa!

Moradores y policías de Sangolquí están tras la pista de una familia que al parecer utiliza a una menor de edad para robar en los locales del sector.

Principal
La afectada y un policía revisan las grabaciones de las cámaras de seguridad.René Fraga

La niña que se volvió viral en redes sociales luego de que las cámaras de seguridad de un local la grabaran sustrayéndose 200 dólares de una caja, al parecer sigue rondando junto a sus compinches por la calle Calderón, en Sangolquí, cantón Rumiñahui.

Elisa Guayasamín es la dueña de la tienda donde la guambra habría hurtado el dinero el martes pasado. Mientras ella le mostraba los videos de las cámaras a un policía para que ubicaran a las personas que ingresaron con la pequeña, la propietaria de otro negocio ubicado en la misma avenida llegó agitada y les alertó de que los ‘oportunistas’ ingresaron a su local y al de su hermano para intentar robar.

Según la moradora, quien prefirió no identificarse, dos señoras utilizaron menores de edad para cometer sus fechorías, entre ellos una niña. Ellos habrían entrado a la peluquería de su ñaño para preguntar por un corte de cabello. “La menor se daba vueltas por el local con una chalina en sus manos”, contó la vecina.

Al ver que no lograron su cometido en el negocio de su pariente, la familia de pillos ingresó al salón de belleza de ella. Así mismo, estas personas le preguntaron sobre un corte y permanecieron sentadas por varios minutos. Luego le hicieron la misma pregunta y la mujer llamó a sus compañeras temiendo que pasara algo. “Hablaron en quichua, nos miraron mal y se fueron”, concluyó.

La señora les tomó una fotografía mientras se retiraban del lugar. Luego la envió a un chat comunitario para informar a los otros dueños de negocios antes de ir donde Guayasamín. La afectada no logró reconocer a las personas de la imagen, pero instaló un botón de pánico con el uniformado y colocó una alarma en el local.

Fue tan rápido...

Al mediodía del pasado martes, Guayasamín atendió a una familia que al parecer no era del sector. Según su relato, llegaron dos adultas mayores acompañadas de dos adolescentes y una niña de unos 10 años. Ellos preguntaron sobre el precio de varios productos y también hacían fotos de otros.

Minutos después llegaron dos mujeres que, desde afuera, también querían saber el costo de la mercadería. Ese momento fue aprovechado por la guambra para ingresar en la caja y agarrar la plata.

La propietaria de la bodega se dio cuenta del hecho 10 minutos después, cuando quiso darle el vuelto a otro cliente. Ella pidió las grabaciones de las cuatro cámaras instaladas en el lugar y vio cómo sucedieron las cosas. Luego puso la denuncia en la Fiscalía.

Guayasamín puso el negocio hace dos meses con un dinero ahorrado. Sin embargo, este acto no la desanima a seguir trabajando. “La gente de este lugar es muy luchadora”.

Hurto - Sangolquí - Niña
Los vecinos alertan a la policía de la presencia de esta familia rondando nuevamente por el sector.René Fraga

El de Sangolquí no sería el único caso

Los uniformados de la Policía Judicial y de la Dinapen de Sangolquí están ‘atando cabos’. Ellos recibieron otros videos en los que se evidencia la misma modalidad de robo: mujeres distrayendo al dueño de un local, mientras una niña se sustrae dinero de la caja. 

Los agentes continuarán con la indagación para determinar si se trata de las mismas personas.  Por lo pronto, intensificaron los patrullajes en la avenida Calderón.

RELACIONADAS
TE RECOMENDAMOS