Exclusivo
Actualidad

El hombre que se emborrachaba sin tomar cerveza

El síndrome se denomina fermentación automática. El hombre se ‘mareaba’ con una sustancia que producía su propio organismo.

Imagen beer-3445988_960_720
El caso de este hombre es aislado, pero no único.Fotos: Pixabay e Internet

Lo arrestaron por conducir en estado de embriaguez sin haber bebido una sola gota de alcohol, a pesar de que el porcentaje de esta sustancia en su sangre estaba disparada.

Además de los problemas legales en los que se inmiscuía sin intención, este hombre (de quien no se reveló la identidad) afrontaba síntomas similares a estar borracho. Tenía la mente nublada, su carácter era irritable y padecía de lagunas mentales. Tal como podría suceder en ‘una noche de copas’.

Luego de tratamientos con depresivos, terapias psicológicas y hasta con revisiones médicas que dudas del testimonio del hombre, su cuadro clínico y su diagnóstico coincidió con el síndrome de fermentación automática o auto-brewery syndrome (ABS), en inglés, según detalla la BBC Mundo en su página web.

En el mismo artículo del medio internacional, expertos indican que el caso de este hombre que se emborrachaba con una sustancia que producía su propio organismo, es aislado pero no único. Según doctores, esta condición hace que la ingestión de carbohidratos produzca alcohol de forma endógena dentro del intestino.

¿Cómo se fabrica alcohol dentro del intestino?

En el caso particular de este hombre, los expertos determinaron que una exposición a antibióticos alteró un crecimiento anormal de los hongos Candida y S. cerevisiae en su intestino.

Este último hongo, en concreto, es conocido como la levadura que fermenta carbohidratos para producir algunos tipos de cerveza.

“El evento más significativo de su embriaguez ocurrió cuando una caída le originó sangrado intracraneal y fue transferido a un centro neuroquirúrgico, donde tuvo una recuperación completa y espontánea en diez días”, según la descripción del caso publicada en la Revista Médica Británica (British Medical Journal).