Exclusivo
Actualidad

Incendiados en su casa

Pillos habrían tratado de acabar con una familia que se defendió de un presunto intento de robo

incendio
A unos 7 mil dólares ascienden los daños causados a la vivienda y objetos de los afectados.Evelyn Centeno

Un carpintero y su familia vieron un infierno en la tierra. Durante media hora, la madrugada del domingo 16 de agosto de 2020, se atrincheraron en su humilde vivienda, ubicada en el sur de Santo Domingo, mientras unos diez hombres desconocidos destruían todo en su patio.

Según el relato de las víctimas, los intrusos intentaban ingresar a la casa donde ellos se escondían, por lo que le daban con palas y piedras para tumbar la puerta principal.

"Si ellos entraban, nos mataban a todos, porque nosotros (los afectados) no teníamos armas para defendernos", señaló Felipe (nombre protegido), jefe del hogar donde también estaba su esposa y sus hijos de 25, 10, 8 y un año de edad.

Todo habría empezado a eso de las 01:20, cuando Felipe dormía con su esposa y escuchó un estruendo. Él salió y vio la puerta de su cerramiento abierta, la habían desprendido del cemento y un tipo estaba adentro.

Dijo que salió a repeler al intruso y que le pidió a su esposa que le pase un bate con el que habría golpeado al supuesto pillo y le rompió la cabeza.

"A los dos minutos regresaron unos diez tipos a lanzarnos piedras. Mi hijo (el mayor) logró cerrar la puerta de la sala y nos encerramos en la parte de atrás de la cocina. Ellos empezaron a romperme vidrios y todo... viendo que yo no salía, a eso de unos 15 o 20 minutos, se pusieron a incendiar las motos, el taller como está la evidencia", sostuvo.

Explicó que las llamas eran inmensas y que los tipos huyeron. "Ahí pudimos salir con mi familia, mis hijos llorando desesperados pidiendo auxilio, gritando: 'papi, nos van a matar, nos van a matar'", agregó.

Y es que asegura que mientras su propiedad era destruida por aquellos extraños, escuchaban gritos de que iban a matar a toda la familia por partirle la cabeza a su amigo.

RELACIONADAS

"Defendí mi propiedad y la integridad de mi familia, eso fue lo que yo hice. Viendo que yo no salí, se pusieron a incendiarme con mi familia y todo, no les importó que estaban mis tres pequeñitos, mi esposa, que nada tenían que ver", expresó Felipe.

La policía investiga el hecho y trata de identificar a los involucrados. Allegados a los sospechosos indicaron a los agentes que el chico al que le partieron la cabeza vive en el mismo sector y que antes de ese incidente se había peleado con uno de sus hermanos. (EC)

TE RECOMENDAMOS