Exclusivo
Actualidad

Víctima del incendio en Guasmo de Guayaquil evoluciona favorablemente

El trabajador con rostro, brazos y muslos quemados

EMBARCACIONES QUEMADAS
El trabajador con rostro, brazos y muslos quemados

En estado grave, pero evolucionando favorablemente, se encuentra el paciente Luis Macías, de 32 años, quien resultó con quemaduras en el incendio del barco ‘Queen Beatriz’, registrado la mañana del jueves 13 de octubre del 2016, en la cooperativa 25 de Enero, del Guasmo norte, al sur de Guayaquil.

El hombre se aprestaba a trabajar, alrededor de las nueve de la mañana del miércoles, cuando se desató el fuego en la embarcación tras un estruendo que alarmó a los moradores y trabajadores. Pedro Macías, padre del herido, pendiente del pronóstico de su hijo, quien está asilado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Especialidades Abel Gilbert, en el Suburbio de Guayaquil, refirió que al afectado tenía poco tiempo trabajando en el área de mecánica del barco.

Luego que unos amigos le avisaran del incendio en el cual resultó quemado su hijo, el hombre acudió hasta el hospital, donde vio le en estado calamitoso. De lo poco que le comentó el paciente, antes de que lo ingresaran a la limpieza quirúrgica, hubo una explosión y luego las llamas se expandieron.

El herido se encuentra “estable, desde el punto de vista ventilatorio sin ningún tipo de complicación, por supuesto es un paciente que está en estado grave, teniendo en cuenta el compromiso de las lesiones por sus quemaduras, pero hasta el momento con una evolución favorable”, dijo el médico Yasser Alfonseca Rodríguez, médico encargado de terapia intensiva del hospital, a las inquietudes del progenitor.

Según el médico, el trabajador y padre de dos criaturas tiene lesiones que le comprometen el rostro hacia el cráneo, las extremidades superiores y ambos muslos. Al herido se lo llevó al quirófano, se le hizo una limpieza de las zonas afectadas, y “a pesar del riesgo está evolucionando favorablemente”.

Ayer, Macías se encontraba bajo efecto de analgesia y con soporte ventilatorio. El tiempo de recuperación “dependerá de las respuestas que tenga el paciente a sus lesiones”. Él tiene daño gran parte de su piel y por el momento se “está tratando de eliminar todo el tejido necrótico y eliminar la infección secundaria que adquieren estos pacientes”, acotó el galeno.