Socorristas no tienen respiro ante incremento de incendios forestales

Exclusivo
Actualidad

Socorristas no tienen respiro ante incremento de incendios forestales

La noche del lunes 22 de octubre del 2018, cuando los socorristas forestales apenas respiraban un poco de aire puro, retornaron urgente al combate contra el fuego de la vegetación.

Imagen descarga
El saldo del daño por incendios forestales en lo que va del 2018, llega preliminarmente a las 2.060 hectáreas.

La noche del lunes 22 de octubre del 2018, cuando los socorristas forestales apenas respiraban un poco de aire puro, retornaron urgente al combate contra el fuego de la vegetación. A las 18h50, la alerta llegó desde Patococha, jurisdicción de Cumbe y al sur de Cuenca. “El fenómeno es de gran magnitud; una decena de viviendas corren el riesgo de contaminarse con el fuego”, indicó la Secretaría de Gestión de Riesgos.

Hasta las 22h00 los socorristas evitaron que las lenguas de 8 y hasta 10 metros de alto, afecten las viviendas colindantes. Ahí ya se habían consumido unas 50 hectáreas de bosque nativo de pino.

Las labores se retomaron la mañana del martes 23 de octubre y se sumaron personal militar y de la Guardia Ciudadana, con la logística del Consejo de Seguridad. “El fuego sigue, se trata de un incendio forestal activo”, aseveró el jefe de bomberos de Cuenca, Patricio Lucero. La afección se conocerá con certeza cuando se realice la evaluación con la liquidación total del fenómeno, añadió Patricio Lucero.

Los socorristas se hallan cansados, ellos el domingo 21 de octubre, habían controlado un incendio forestal grave en el sector de Chacaneo, de Molleturo, al oeste de Cuenca por la vía Cuenca-Molleturo-Naranjal. Estuvieron ahí diez días. La afección en esa zona es de unas 800 hectáreas de bosque nativo y primario; fauna y flora, que se han convertido en cenizas. El fuego sigue, pero en zonas inaccesibles y difíciles de llegar, por lo que la liquidación del fuego ocurrirá de manera natural.

El saldo del daño por incendios forestales en lo que va del 2018, llega preliminarmente a las dos mil sesenta hectáreas, siendo este mes de octubre el que más incidentes forestales se han registrado; entre el 11 y 22, un total de 38 entre graves y extremadamente graves, según el registró de bomberos de Cuenca.

El origen del fuego, se vuelve recurrente al señalar que sería la mano del hombre, sin embargo y pese al Art. 246 del Código Orgánico Integral Penal (COIP): que se dice; una persona que provoque directa o indirectamente un incendio forestal será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años, no hay ningún sentenciado.