Hallan más huellas dactilares en el cuerpo de mujer descuartizada

Exclusivo
Actualidad

Hallan más huellas dactilares en el cuerpo de mujer descuartizada

Continúa la investigación para esclarecer detalles del asesinato de Verónica Jazmín Silva Ruiz, la joven de 21 años cuyo cuerpo fue hallado por la Policía el pasado miércoles 3 de octubre en una vivienda de la cooperativa Causa Proletaria, en el Guasmo

MUJER FUE ASESINADA Y DESMEMBRADA EN EL GUASMO SUR DE GUAYAQUIL
El cuerpo fue abandonado en un callejón de la cooperativa Causa Proletaria.Gerardo Menoscal / Extra

Continúa la investigación para esclarecer detalles del asesinato de Verónica Jazmín Silva Ruiz, la joven de 21 años cuyo cuerpo fue hallado por la Policía el pasado miércoles 3 de octubre en una vivienda de la cooperativa Causa Proletaria, en el Guasmo Sur de Guayaquil.

Kathleen Layana López (19 años), una supuesta amiga de la fallecida, se entregó a la Policía y confesó el crimen.

La comandante de policía de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) Tanya Varela, explicó este 5 de octubre de 2018, que el asesinato se produjo por un problema sentimental.

En el domicilio de la fallecida, en la cooperativa Monseñor Leonidas Proaño en el sur del Puerto Principal, sus familiares, vecinos y allegados esta mañana esperaban el féretro con los restos de Verónica para iniciar con la velación.

Sentada en una silla plástica, su madre María Ruiz, esperaba una llamada de un tío de la chica, quien estaba encargado de los trámites de velación. “Ayer la iban a entregar pero se dieron cuenta que habían otras huellas dactilares entonces lo dejaron para más investigación, por eso no vienen todavía”, contó Ruiz.

Por ese indicio, la progenitora sospecha que en el asesinato podrían estar involucrada otra persona. Varela al ser consultada sobre esa posibilidad, dijo que es algo que se está investigando.

Intentaron cortarle la cabeza

La victimaria habría actuado impulsada por celos contra Silva, quien aparentemente tenía una relación con un hombre que antes estuvo con Kathleen.

Varela dijo que la sospechosa citó con engaños en su casa a Verónica. Allí la intimidó con un arma blanca increpándola por la relación. Luego la ató con una soga y posteriormente la extranguló con un cable de luz provocándole la muerte.

Intentó fallidamente cortar la cabeza de su víctima y al no lograrlo, roció alcohol sobre el cuerpo intentando quemarlo, pero apenas se afectó el cabello.

Según Varela, Kathleen en su versión dijo que ocultó el cadáver hasta el otro día para evitar que lo vean sus parientes que estaban por llegar.

Al quedarse sola la mañana siguiente, compró un machete y cortó el cadáver en partes para guardarlo en una funda. Esa tarde pidió prestado un triciclo y con ayuda de un primo subió los restos para botarlos.

No estaría loca

Para el psicólogo clínico forense de Criminalística Segundo Romero, la sospechosa, quien permanece con prisión preventiva desde ayer, podría tener rasgos psicopáticos por la forma en cómo actúo, pero considera que estuvo consciente de lo que hacía.

“No creo que ella tenga un cuadro esquizofrénico porque ya ha habido una premeditación, una planificación, hay una alevosía en el momento de hacer este tipo de delito”, dijo el profesional.

El ataúd finalmente llegó al sector pasadas las 13:00 ante la espera de sus seres queridos. La progenitora espera que se haga justicia para su hija fallecida. Verónica era su hija menor y cursaba el primer semestre de la carrera de Ingeniería en Sistemas en la Universidad de Guayaquil.