Exclusivo
Actualidad

Los padres de niño asfixiado en guardería analizan emprender acciones legales

Su muerte ocurrió el pasado 9 de octubre en Carcelén Bajo, norte de Quito. Y aunque ya han pasado 11 días, la joven madre asegura no tener un abogado que la respalde por su situación económica actual.

PADRES BEBE  FALLECIDO
La muerte del menor ocurrió el pasado 9 de octubre en Carcelén Bajo, norte de Quito.Gustavo Guamán / Extra

Darío Fueres y Yadira Morales analizan emprender acciones legales contra la guardería Nubes de Colores, autorizada por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES). Esto, luego de que su hijo, de un año y cinco meses, falleciera después de sufrir “asfixia por atragantamiento”, como reza el protocolo de autopsia.

Se llamaba Joaquín. Y su muerte ocurrió el pasado 9 de octubre en Carcelén Bajo, norte de Quito. Y aunque ya han pasado 11 días, la joven madre asegura no tener un abogado que la respalde por su situación económica actual. Por ello su familia planea organizar un ‘encebollado solidario’ para ayudarlos.

Según la Dinased, la muerte del niño fue accidental. Sin embargo, la madre podría pedir una ampliación del protocolo médico legal. Por el momento la persona que cuidaba del niño en la guardería, Adriana Pineda, ha quedado en libertad tras la audiencia realizada el pasado 10 de octubre. Pero la investigan por homicidio culposo, como se detalla en la página de la Función Judicial.

En la guardería prefieren no dar detalles. Ni abren la puerta. Direccionan al MIES.

Yadira, vendedora de helados, y Darío, operador en una fábrica de chocolates, tratan de superar la muerte de su primer y único hijo. Del armario sacan la ropa que usaba, y también la mochila que llevaba a la guardería. Los juguetes están intactos. Y una tina celeste en la que lo bañaban está empolvada en medio de la sala. No se resignan.

Silvana Haro, coordinadora del MIES zona 9 de Quito, explicó que la institución ha estado acompañando en todo momento a la familia. Dijo, además, que la profesora fue separada del Centro de Desarrollo Infantil (CDI) mientras continúan las investigaciones. Y que cuando ocurrió la muerte, el equipo de profesoras que estaban al cuidado de los 60 niños que acuden a esa guardería estaba completo.