Exclusivo
Actualidad

En Lago Agrio, un gatillero la saludó y luego ¡pum, pum!

Una comunicadora social fue baleada dentro de su restaurante. El sujeto ingresó y descargó su arma contra la víctima. Su estado de salud es crítico

HOSPITALLAGOAGRIO
La comunicadora ingresó al hospital Marco Vinicio Iza, donde fue intervenida quirúrgicamente.Cortesía

Con un saludo se ‘presentó’ un sicario ante la periodista Marilú Capa, segundos antes de desenfundar una pistola y dispararle, dejándola entre la vida y la muerte. Sucedió a las 08:20 de ayer en Lago Agrio, provincia de Sucumbíos, dentro del restaurante de la víctima

Un testigo detalló a la Policía que el tipo entró al sitio y después de descargar su arma, Capa cayó al piso. En ese instante, el sicario se acercó para rematarla. Después salió del establecimiento y se subió a una motocicleta negra, sin placa, que era conducida por otro individuo.

La emergencia llegó al ECU-911, desde donde se envió una ambulancia. Cuando llegaron vieron a Capa tendida en el suelo, completamente ensangrentada. Los paramédicos la estabilizaron en el sitio y fue llevada hasta el Hospital Marco Vinicio Iza, de Lago Agrio.

El caso también fue comunicado a miembros de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida (Dinased). Daniel Guevara, jefe de la Policía Judicial (PJ) de esa zona, indicó que el hecho fue una tentativa de asesinato y “no se trata de delincuencia común”.

MARILÚ CAPA
Marilú Capa, de 35 años, era corresponsal de televisión, laboró en la dirección de comunicación del Consejo Provincial y en una radio local.Cortesía

Se deconoce el móvil del crimen

Esto porque el ataque fue directo y los tipos ya sabían la hora en la que la mujer se encontraríaallí. Sin embargo, todavía se indagan los motivos.

Según Guevara, el sujeto disparó ocho veces, pero la periodista recibió seis impactos. Para intentar salvarle la vida fue ingresada a un quirófano en el que la atendieron algunos especialistas.

droga

‘Quebrado’ a bala por oponerse a vender droga en El Empalme

Leer más

Los indicios

El oficial de la PJ agregó que se puso resguardo policial en los alrededores de la casa de salud, así como a los familiares de la víctima.

Guevara contó que los indicios que tienen son dos “elementos balísticos” levantados en el lugar. Se presume que el arma utilizada era de calibre 38.

Además, la policía cuenta con la descripción que dio el testigo: aquel sujeto llevaba una camiseta negra y un jean. A pesar de buscar en cámaras de la zona, no se logró grabar más características físicas que puedan identificarlos.

Hasta el mediodía de ayer, la situación de Capa era crítica. Actualmente, ella colaboraba en una radio de la localidad.

La afectada es madre de familia y como parte de sus proyectos puso un restaurante hace poco más de tres meses.