Laura Monserrate: "Maestros y alumnos irán con fuerte carga emocional a las aulas"

Exclusivo
Actualidad

Laura Monserrate: "Maestros y alumnos irán con fuerte carga emocional a las aulas"

La psicóloga clínica advierte que aunque los chicos están entusiasmados, para ellos y sus guías, será un shock en varios aspectos. Aquí la entrevista:

retorno a calses
El colegio Ficoa de Montalvo, en el noroeste de Guayaquil, volvió esta semana a recibir a un primer grupo de alumnos. Amelia Andrade

El regreso a los salones de clases inquieta a algunos padres de familia, que ven posibles riesgos de contagios de COVID-19 y el deterioro de la infraestructura educativa. Pero este retorno, que no es de golpe sino progresivo, también preocupa a la psicóloga clínica Laura Monserrate. Ella dice que no solo se trata de un reencuentro de los chicos con sus maestros, bancas y pizarrones, sino también con toda una carga de situaciones emocionales alimentadas por dos años en que se acostumbraron a lo virtual y estuvieron en sus hogares donde aumentó la violencia intrafamiliar por los encierros obligatorios.

Pero eso no es todo, esta sicoanalista y ex catedrática de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Guayaquil, considera que lo peor de este reencuentro con las aulas va a estar matizado por los problemas de siempre que, pese a la pandemia y debido a ella, en lugar de reducirse se han acentuado, como la amenaza de las drogas y el alcohol, el acoso escolar, entre otros.

Nacida en Milagro pero radicada en Guayaquil, Monserrate, de 72 años, actualmente no solo atiende a clientes, sino que también le da una mano a aquellas familias que por el desempleo y la crisis económica agobiante, no tienen cómo pagar una consulta al especialista

A continuación, habla con EXTRA:

Pregunta: Se viene el retorno a clases presenciales, y conocemos que por eso usted ha tenido bastante trabajo en estos días previos, ayudando a la gente ¿de qué manera?

Respuesta: Orientando a los padres de familia y los adolescentes.

P: Muchas veces lo hace sin cobrar nada. Cuéntenos sobre esta cruzada...

R: Sí, yo tengo mi consultorio en mi casa. Mi esposo murió el año pasado. A mí me dio el Covid y yo creo que me he quedado aquí para hacer labor social, no es por gusto que me salvé del virus. Tengo mi horario de atención especial, incluso a través de una fundación doy consultas gratis, pero no atiendo a personas de los sectores de Guayaquil donde ya existen sitios de atención gratuita, que son del Gobierno y el Municipio. Ayudo a personas que se han quedado sin trabajo, a gente que tiene problemas intrafamiliares y que no tienen realmente para pagar una consulta psicológica.

laura monserrate 1
A la izquierda, de pie, la psicologa clínica, Laura Mnserrate, junto a compañeras y un grupo de sus colegas a quienes dio un taller recientemente.cortesía

P:  ¿La gente de los sectores periféricos sabe que existen estos lugares? Y hay muchos que todavía  rehúyen a la atención psicológica porque creen que los van a considerar locos...

R: Bueno, falta información al respecto. El Municipio tiene consultorios que atienden en psicología. Centro de regulación emocional creo que le llaman y están donde funcionaba la maternidad (Enrique C. Sotomayor), y eso es una atención gratuita. Tengo entendido que por el sector de la entrada de la 8 hay otro. En eso sí tiene razón que mucha gente no sabe que debe acudir al psicólogo y dónde atienden de forma gratuita.

P: ¿Cómo ve usted este regreso a clases presenciales después de casi dos años de pandemia? ¿Esto va a ser un shock para los niños especialmente?

R: Aquí no solamente va a ser un shock para los niños sino para los maestros, lo digo porque a mí ya me están llamando para que dé talleres de integración para docentes en unos colegios, porque ya se acostumbraron al online y ellos han hecho, como se dice, doble vida y les vuelve como a trastornar, y están en un estado bastante alterado. Eso se lo comento por conocimiento real, por vivencias, no porque me las estoy inventando. Por otro lado tenemos a los niños. Si son niños de nivel socioeconómico alto o medio no tendrán problemas porque las aulas están acondicionadas, los profesores están todos vacunados, etcétera etcétera.

En el caso medio para abajo ni siquiera me atrevería a hacer una sugerencia porque eso es como arar en el mar: aulas deterioradas, bancas desbaratadas, no existen servicios básicos, inclusive  escuelas en el campo llenas de monte. No sé cómo es que van a iniciar clases en ese sentido.

P: Esa es una tarea del Gobierno Nacional, el arreglar la infraestructura, la parte física de los planteles, pero en la parte emocional: ¿Cómo van a llegar los chicos? ¿Cómo va a ser ese reencuentro e interacción con sus profesores y compañeros?

R: Dentro de la información que me llega, tanto en los niños como en los padres hay una gran expectativa, los niños sobre todo porque para ellos fue muy terrible el encierro y también para los padres que tenían que soportar a cuatro cinco chicos correteando dentro de la casa. En ese sentido yo creo que a nivel emocional los chicos están más bien contentos, pero ahí viene al otra parte: la agresividad de ciertos niños para manejarse dentro del aula de clases.

retorno a clases1
El cumplimiento cabal de las medidas de bioseguridad en los planteles será otro reto en el regreso en forma física a los estudios.Amelia andrade

P: A eso iba. Usted ofrece orientación a padres e hijos en este retorno físico a clases, especialmente en cuanto a que los padres deben tomar en cuenta factores como la delincuencia, las drogas, el abuso sexual, el bullying: ¿Tan grave está la situación en los planteles?

R: Eso es de conocimiento general, que los traficantes de drogas, los vendedores al menudeo, como se dice, ya tienen implementadas sus estrategias, están ubicados en los alrededores de las escuelas, colegios, y en eso tendrán que trabajar duro las autoridades porque los chicos van a estar en riesgo de las drogas, de la delincuencia, eso se va a dar.

P: ¿Qué más les recomienda a padres e hijos?

Sí, por ejemplo cómo prevenir el bullying o  acoso escolar, porque por muy contentos que estén de regresar a clases, siempre van a llegar con su carga emocional positiva y negativa. Es por eso que estoy sugiriendo a los padres que preparen a sus hijos en esto. Tenemos que entender en qué consiste el bullying, el maltrato físico, verbal, sicológico que se va a dar entre los estudiantes a lo largo de todo el año y con la finalidad de humillar, inclusive de desahogar toda esa agresividad que ese niño trae de la casa, donde pudo haber sido maltratado, o ha visto violencia intrafamiliar. Esto es una cosa diferente que cae dentro del campo de la psicología y vamos a encontrar, por ejemplo, como causa los modelos parentales, justamente la personalidad agresiva de los niños, los valores, los castigos. Entonces primero tenemos que identificar lo que va a suceder en estos casos en la escuela.

"Por muy contentos que estén de regresar a clases presenciales, siempre van a llegar con su carga emocional positiva y negativa".

P: ¿Cómo se le dice o se guía a los padres para proteger a sus hijos de la agresividad de algunos de sus compañeros?

Les estoy motivando a que ayuden a entender qué es el acoso y cómo enfrentarlo: alejarse de los chicos que son agresivos, permanecer cerca de los profesores; no aislarse, no irse solos al baño, estar en sitios abiertos; ayudar a identificar a estos chicos problemas y ahí viene otro problema: mucha veces los padres no aceptan que tienen un hijo agresivo, golpeador y más bien se ufanan y se alegran, se sienten orgullosos de ellos.

Viene la otra parte: la víctima, en ese caso sus padres tienen que empezar a modificar sus actitudes, esos conceptos que tiene en cuanto a la crianza de los hijos. Por eso estoy sugiriendo que si tienen un chico con trastorno de conducta, antes que vayan a clases presenciales ya deberían llevarlo al sicólogo, para una evaluación clínica, para que puedan manejar la convivencia con sus compañeros. Y también el padre debe identificar si su hijo es un chico pasivo, si es víctima, si es que se deja golpear y por qué lo permite. 

"Este es un momento en el que nosotros los psicólogos y los medios de comunicación tenemos que orientar a que los padres vayan a consulta con los psicólogos, porque si ese padre o madre no busca ayuda, cómo va a poder ayudar a sus hijos".

P: ¿Después de la pandemia como es el día a día de un psicólogo y de su consultorio?

R: Agitado. La gente viene primero por problemas de pareja; segundo viene con problemas de las relaciones entre los chicos. Es más, ya he tenido casos de relaciones sexuales entre hermanos, porque cuando los papás salían a trabajar no había con quien dejarlos y quedaban solos. Tuve el caso de una pareja que vino desesperada por esto. Era una una familia desorientada, deprimida, y sin saber para donde ir ni qué hacer.

P:  Muchos en el país alaban, pero también muchos cuestionan todavía que se haya convertido a todos los establecimientos educativos en mixtos; y estos últimos atribuyen a eso un aumento de adolescentes embarazadas, precocidad sexual y otros problemas...

R: Trabaje en Aprofe (Asociación Probienestar de la Familia Ecuatoriana) ocho años y dábamos educación sexual en los colegios, a niños desde sesto grado en adelante. Eso era todos los años: los colegios contrataban a Aprofe para que vaya a dar las charlas, talleres, seminarios a profesores, alumnos y padres de familia, pero quitaron eso. En esa época sí se lograba concienciar a las chicas especialmente del cuidado que debían tener, del pudor, pero ya todo eso se perdió porque después vino la consigna de que no podía ir ningún extraño a dar charlas o clases de educación sexual. Ahí se viene otro problema: los maestros no están preparados para este tipo de enseñanza.

P: Hay otra cosa que se viene, lo ha anunciado el Presidente Lasso, que es el retorno de educación la Premilitar: ¿Está de acuerdo con eso?

R: Yo tengo ya 72 años y vengo desde el tiempo donde el chico terminaba su bachillerato y empezaba la famosa conscripción o servicio militar, incluso los carros de los militares los agarraban en la calle y se los llevaban a los cuarteles, pero nunca existieron problemas. Yo no sé de qué se trataba ahora, cuál será la política al respecto.

P: ¿Podría ofrecer un último consejo a los padres de familiar y los chicos que se están preparando para ir a las aulas?

R: Hay que fortalecer la comunicación entre padres e hijos, porque actualmente está rota: el niño les tiene miedo o recelos, no les conversa nada, pero estos tienen que promover que los hijos, cuando lleguen de la escuela les comenten todo lo que sucede en clases. Eso es lo primordial: fortalecer la comunicación con los hijos. Segundo: tratar detectar si tiene un chico problema, o con trastornos de conducta y hacer algo ante eso para que no se convierta en un potencial golpeador o delincuente cuando sea mayor. Entonces mientras más pequeños, más cuidados, y para eso estamos los profesionales, para ayudar a evaluarlos y tratarlos.