Exclusivo
Actualidad

Lluvia y fuertes vientos sorprendieron a Salinas

El fenómeno, que duró aproximadamente 30 minutos, hizo que colapse el techo de una gasolinera ubicada en el sector de San Lorenzo, al ingreso al malecón.

Imagen el techo de una gasolinera colapso p (26524732)
El fenómeno, que duró aproximadamente 30 minutos, hizo que colapse el techo de una gasolinera ubicada en el sector de San Lorenzo, al ingreso al malecón.Joffre Lino

La madrugada de este sábado 29 de diciembre de 2018 en el arranque del feriado de Fin de Año e inicio del 2019, una lluvia acompañaba de fuertes vientos sorprendió a turistas y residentes en el balneario de Salinas.

El fenómeno, que duró aproximadamente 30 minutos, hizo que colapse el techo de una gasolinera ubicada en el sector de San Lorenzo, al ingreso al malecón. Después de un recorrido de las autoridades locales se constató que no se dieron inundaciones en viviendas ni sectores barriales y tampoco emergencias en el mar.

Según testigos, los trabajadores de la estación de servicio lograron salir ilesos cuando se percataron que la estructura se les venía abajo. “Salieron corriendo todos asustados, gracias a Dios nadie resultó herido”, dijo Luis Yagual, habitante del lugar.

Yagual indicó que la lluvia en Salinas empezó aproximadamente a las 21h00 del viernes pero de manera leve y fue en la madrugada en que aparecieron los vientos fuertes que a más de uno les dio un buen susto. “Las ramas de los árboles se movían muy rápido, para nuestro bien no demoró mucho tiempo”, refirió el lugareño.

Por el aguacero que cayó de manera sorpresiva también sufrieron daños una gran cantidad de monigotes ubicados en la avenida Carlos Espinoza Larrea, en donde se exhiben para su venta. Los comerciantes se confiaron y dejaron sus creaciones al aire libre y la lluvia los deterioró.

“Tanto esfuerzo para ganar algo de dinero y la naturaleza nos juega una mala pasada”, comentó Liborio Pilay, uno de los vendedores de años viejos.

Aunque la lluvia se presentó en todo el territorio peninsular, Salinas fue el único lugar donde estuvo acompañada de fuertes vientos. “Acá estamos muy bien, llovió leve, los turistas disfrutan del feriado”, comentó Leonel del Pezo, directivo de la comuna Montañita, al norte de Santa Elena.

Fenómeno no detiene a turistas

Los turistas siguen llegando en gran cantidad a los balnearios peninsulares. Hasta el mediodía de este sábado la ocupación hotelera en Salinas alcanzó el 100%, mientras que Montañita llegaba al 90% con tendencia a subir.

Mientras que en La Libertad, Ballenita y las hospederías comunitarias ubicadas en la Ruta del Spondylus, el porcentaje era del 70%.

“Esto será un lleno total cuando se cope todo en los balnearios considerados grandes; la gente vendrá a las comunas”, señaló Iván Barzola, propietario de una hostería en la población de Libertador Bolívar.

La temperatura durante la mañana de ayer alcanzó los 28 grados y aunque no salió el sol en todo su esplendor, los visitantes gozaban a plenitud su estancia. “Está muy bien el clima, esto se siente muy fresco, la mejor opción para el feriado ha sido venir a la playa”, expresó el guayaquileño Alfredo Andrade.