Exclusivo
Actualidad

Madre de un masacrado en cárceles pide resguardo policial

En la ciudad de Quevedo, provincia de Los Ríos, sepultaron a ocho de las víctimas de los enfrentamientos registrados en tres Centros de Rehabilitación

quevedo
La ola de dolor por lo sucedido en las cárceles recorrió varios barrios quevedeños.Daniel Vite

Motorizados despidieron con balas al aire a dos de los masacrados en los amotinamientos registrados en las cárceles ecuatorianas.

Desde el sector La Loreto Alta en la ciudad de Quevedo, provincia de Los Ríos, hasta el cementerio vía a El Empalme, llevaron los restos de los hermanos Ángel y Gustavo Cruz Vera, atacados en el centro de privación de libertad de  Latacunga, en Cotopaxi.

En una especie de ceremonia, la tarde del viernes 26 de febrero de 2021, los amigos sacaron sus armas de fuego y durante el recorrido dispararon al cielo.

En el sepelio de Juan Elías Jácome pasó algo parecido. En el trayecto al camposanto, conocidos y compañeros de la víctima también mostraron sus pistolas y revólveres.

La tarde del viernes 26 de febrero de 2021 sepultaron a 8 de las víctimas, en Quevedo
Madre pide resguardo
​La madre del Jácome, María Eugenia Cedeño Salazar, en medio de su dolor, dijo que estaba con el ‘corazón en las manos’ y nerviosa. Ella teme por su vida y por la de su familia, y espera tener resguardo policial por lo cual hizo un llamado a las autoridades para que analicen su situación.

Mientras tanto el dolor por otras víctimas se afincaba en otros barrios de la ciudad. A Rubén Darío Reina Intriago, quien estaba acusado por intento de asesinato a un expolicía en la ciudad de Quevedo, y murió al atacado en uno de los centros de internamiento, también lo despidieron con disparos al cielo, la tarde del 26 de febrero de 2021.

Algunos de sus panas se acercaban al féretro y como homenaje póstumo salían a disparar. Otros hacían rugir sus motocicletas, mientras lo trasladaban al cementerio en la vía a El Empalme.

Otros quevedeños víctimas de los amotinamientos carcelarios son los hermanos Oscar Eduardo y David Enrique Moreira Mancero, a ellos también los sepultaron la tarde del viernes en esa ciudad riosense.
RELACIONADAS

Ambos murieron en el motín que se registró en uno de los centros carcelarios de Guayaquil.

Mientras tanto, en el sector Gustavo Campi se veló el cadáver de Nexar alias Guata, otro fallecido en el caos que dejó a más de 80  privados de libertad muertos.

El pesar predominó la tarde del viernes 26 de febrero cuando efectuaron el sepelio de Danny Eliseo Santos Pérez. Alrededor de unas 50 personas caminaron para darle el último adiós. Con él sumaron ochos los internos asesinados sepultados en la urbe quevedeña. (DV)