Exclusivo
Drama

Conoce a María, la escogida para darle de lactar a bebé de padres 'hacheros'

Fue a la casa del recién nacido para colaborar con pañales, pero terminó dando de lactar. Su amor de madre fue más fuerte que su adicción a las drogas, ya superada.

madre sustituta
María de 19 años comparte su leche materna con un bebé de 15 días de nacido, abandonado por sus padres consumidores de H.Jimmy Negrete-Extra

María Benavides nació con un nombre que la marcaría para una valiosa misión: proveer comida, salud y vínculo a un bebé de dos semanas de nacido, cuyos padres están atrapados en las adicciones de las drogas.

María (que significa la elegida) sabe lo que es estar en ese sombrío mundo, pues por tres años consumió heroína. Sin embargo, hace 10 meses lo dejó por su hijo Thiago, de 5 meses, quien nació saludable, gracias al proceso de desintoxicación al cual se sometió en el programa municipal ‘Por un futuro sin drogas’. “Mi cuerpo me pedía droga, yo lloraba, pero no lo podía hacer porque eso era veneno para mi hijo. Nunca quise que él naciera con el síndrome de abstinencia. Si no fuera por él, quizá yo no estuviera viva”, expresa la joven de 19 años, quien conoció el caso del recién nacido (Alejandrito) por medio de los noticieros.

Todos los días la ‘escogida’ va a darle de lactar. Trasladarse le toma unos 40 minutos y para ello toma un bus y una tricimoto, para llegar al bloque 10 de Bastión Popular, noroeste de Guayaquil. Cuando no pueda ir donde el bebé le piensa dejar la leche materna en recipientes herméticos y esterilizados.

RELACIONADAS

“Yo solo fui a llevarle pañales, pero él lloraba mucho y eso me partió el corazón por eso le di el seno. También fui con unos compañeros del programa para contarle a los padres sobre nuestra recuperación. La mamá sí quiere pasar el proceso de desintoxicación”, dice.

Ericka Reyes, tía del neonato, afirma que desde que Alejandrito estaba en el vientre buscaba ayuda. “La madre de mi sobrino, Kathy, consumió hasta el día del parto, luego del alumbramiento salía a la calle con el bebé y andaba como ida. Era muy peligroso para el niño, por eso mi mamá se lo quitó en media calle. Posterior a eso, sus padres no vinieron a la casa como por una semana, recién aparecieron. Sé que María y sus amigos les contaron sus testimonios. Tengo entendido que Kathy aceptó ingresar al programa, espero que no se arrepienta de su decisión, pero mi hermano no quiere”, manifiesta Reyes.

madre sustituta
La lactancia no solo genera vínculo, también le ayuda a subir defensas y a afianzar seguridad en el pequeño.Jimmy Negrete-Extra

María cuenta que el bebé es comilón y le gustaría que más adelante sea amiguito de su hijo Thiago. Está dispuesta a alimentarlo hasta que su madre termine su proceso de desintoxicación, se realice la respectiva prueba que confirme que ya no hay sustancias en su organismo. “Seguiré reemplazándola con mucho cariño”, sostiene la elegida del cielo.

Cuando se consume desde el vientre...

Un bebé de madre consumidora de droga está expuesto a esta sustancia durante la etapa gestacional, dentro del útero y, estas pasan la barrera transplacentaria a través del cordón umbilical.

El primer trimestre es crucial, allí se forman los órganos más importantes, sobre todo el sistema nervioso central, y a partir del cuarto mes debe hacerse la desintoxicación a la madre, la cual debe ser vigilada, porque suprimir la droga súbitamente podría causar un aborto o parto prematuro en los meses iniciales. Es recomendable que este proceso se haga en hospital”, indica la doctora Julieta Sagñay, especialista en Psiquiatría, Salud Mental y Adiccionología.

El Síndrome de Abstinencia Neonatal (SAN) se puede dar con el consumo de cualquier droga, la más frecuente es en el alcohol. El SAN por lo general suele presentarse en el 66% de niños nacidos vivos.

Estos pequeños pueden aspirar el líquido amniótico en el embarazo, nacer con desnutrición o prematuro, podrían sufrir infartos cerebrales, su sistema neurológico estaría muy deteriorado y presentarían el Síndrome de Abstinencia Neonatal (SAN). Cuyos síntomas no son inmediatos, aparecen a las 24 o 48 horas.

El bebé está irritable, hiperactivo, llora agudamente, no se pega al seno ni succiona, regurgita la leche, tiene vómitos, diarreas, temblores, sudoración, fiebre, taquicardias, congestión nasal, no puede dormir y presenta erupciones cutáneas (en especial con drogas opioides como la heroína y ‘h’). “Siente mucho dolor y ansiedad, experimenta lo mismo que un adulto en abstinencia, solo que él no puede hablar”, dice Sagñay, líder del programa municipal ‘Por un futuro sin drogas’.

Es tratado de forma ambulatoria

Sagñay explicó que por el SAN se debe hospitalizar al bebé y ser valorado por un neonatólogo, quien debe medir la gravedad de los síntomas y decidir qué tratamiento aplicar, cuánto tiempo y qué medicinas suministrar. Pero por su grado de desnutrición, Alejandrito no ha podido ser internado, porque puede ‘agarrar’ alguna bacteria. Es tratado ambulatoriamente.

Actualmente el recién nacido es evaluado por un pediatra particular, financiado por el Municipio de Guayaquil. Necesita realizarse exámenes de sangre para ver su condición.

“El bebé no está condenado a ser consumidor. Los genes son una predisposición pero no es una sentencia de vida. Si a él le damos una familia funcional, un nuevo ambiente y estilo de vida, estos actuarán como factores de protección”.Julieta Sagñay, especialista en Psiquiatría, Salud Mental y Adiccionología
TE RECOMENDAMOS