Exclusivo
Actualidad

¡Mellizos y su mamita, en el cielo!

Estremecedor suceso en un barrio del norte de Cuenca. Padre y esposo de las víctimas fue retenido para las investigaciones

thumbnail_CUENCA LUGAR DE LOS HECHOS 3
Después de las seis de la mañana hubo desesperación en el exterior de la vivienda.Jaime Marín

“No sé por qué mi nuera habría tomado la fatal decisión”, expresó dolido José Patiño, suegro de Mercy Morocho, de 32 años, a quien hallaron muerta junto a sus mellizos, de apenas tres meses de nacidos, la mañana de este 30 de diciembre de 2020, en el norte de Cuenca, provincia del Azuay.

Los primeros datos policiales refieren que la mujer habría asesinado a sus vástagos, un varoncito y una niña, y luego se habría ahorcado en el interior de una vivienda situada en la calle Vicente Corral Moscoso.

“El sábado fue el último día que la vi. Mercy estaba tranquila y aparentaba no tener problemas”, adujo Patiño al señalar que en aquella fecha su pariente política le había dejado a su primer hijo, de dos años, para que pase con él en fin de año.

El hombre contó que desde hace unos tres años su hijo, quien trabaja como dependiente en un centro comercial de la ciudad, y Mercy habían decidido juntarse. Tuvieron tres retoños, los dos últimos aún no estaban inscritos en el Registro Civil, “y ahora están en el cielo”, añadió José Patiño.
Cuenca
José Patiño, suegro y abuelo de las víctimas, contó que el sábado vio a su nuera.Jaime Marín

El gobernador del Azuay, José Jaramillo, informó que por los datos recabados por la Policía se trataría de un homicidio y un suicidio, y que la pareja sentimental y padre de las víctimas habría descubierto los cuerpos.

Según la autoridad provincial, alrededor de las 06:00, el hombre habría despertado y al notar la ausencia de su pareja en su cama se dirigió a una habitación contigua, donde halló los cadáveres de sus hijos y de Mercy.

El hombre fue retenido por ochos horas para investigaciones, informó el jefe policial del Azuay, Freddy Sarzosa.

A eso de las 09:20 los cuerpos de las víctimas fueron llevados al Centro Forense Zonal Número 6 de Cuenca para las autopsias que se preveía realizarles en horas de la tarde, para determinar las circunstancias de los decesos.

Seguidamente, los familiares iniciaron los procesos para registrar a los ‘angelitos’ y continuar con los trámites de sepultura.

El hecho conmocionó a los vecinos, quienes se enteraron de lo ocurrido al notar la presencia de vehículos policiales. (JM)