Exclusivo
Actualidad

Mesera recibió $2 mil en propina, pero su jefe se la 'mochó' porque el local solo permite que les den máximo 500

Hasta el momento la joven no ha recibido la gratificación que le dejó un cliente. Aunque sus compañeros la apoyan, el gerente decidió no darle todo

factura
La factura donde consta la propina y un mensaje navideño del cliente.Facebook Emily Bauer

La alegría de una mesera, quien recibió de un cliente una propina de dos mil dólares como regalo de Navidad, se convirtió en tristeza, luego de que el gerente del restaurante donde trabaja le asegurara que solo le daría 500 dólares, ya que es el límite de la gratificación.

Sin embargo, Emily Bauer, madre de dos niños, quien labora en el Red Seafood and Bar en San Antonio, no ha recibido aún ni un centavo. "Aunque no puedo recibirlo, gracias. Gracias por tener un corazón tan grande... ¿Cómo supo que lo necesitaba?", dijo la joven a la estación de televisión local KENS 5, que busca al cliente que dejó la propina.

Imagen 43985508_250771255569903_68857083757 (26109950)

La camarera que recibió 10.000 dólares por servir 2 vasos con agua

Leer más

El hombre generoso, quien estaba cenando con otra persona, le pidió que, “cancelara todo, y pidió que le diera la cuenta”, precisó Bauer, quien recuerda que ese último domingo estaba cargada de trabajo porque tenía varias mesas que servir en el local, cuando recibió el cuantioso 'regalo'.

Antes de eso, la chica se había disculpado, diciéndole que, "lo sentía ya que estaba muy lenta", a lo que el comensal le respodió "entiendo". El cliente le contó que era dueño de restaurantes y sabía lo difícil que era laborar como mesero.

La chica dijo no haberse dado cuenta de la propina hasta que el hombre abandonó el local. Junto a la gratitud de 2 mil dólares en el recibo había un mensaje que decía: "¡Feliz Navidad! ¡Sigue trabajando duro!". “Me dije, 'espera' y cuando abrí -el recibo- comencé a llorar. Como ¡oh Dios mío! ¡Mis hijos! Voy a gastarlo todo en mis hijos”, recordó la mujer, cuyos niños tienen 2 años y 5 meses.

Pero su alegría se esfumó, cuando al ir a reclamar su propina, se topó con una respuesta inesperada de su empleador: "el límite en el restaurante no puede ser superior de 500 dólares". Agregó que, "su jefe le informó que el hombre que le dejó la propina llamó al restaurante para decir que estaba decepcionado de que no pudiera recibir el dinero, pero no anotó su número para que la mesera pudiera contactarlo".

Ante la negativa, sus compañeros sugirieron que el gerente le diera cuatro pagos de 500 dólares, pero Bauer se negó. Hasta el momento el jefe no se ha pronunciado acerca del caso.

TE RECOMENDAMOS