Exclusivo
Actualidad

Miembros de los Vatos Locos limpian el barrio... y su nombre

Atrás quedó la fama de delincuentes, dicen. Ahora se dedican a hacer obras comunitarias en los parques y jardines del sur de Quito.

Vatos Locos - Limpieza - Quito
Realizan limpieza de parques y jardines en el sur de la capital.GUSTAVO GUAMAN

No quieren ser juzgados por lo que fueron... Los integrantes de la organización Vatos Locos aseguran estar cansados de la discriminación. Y ahora buscan reinsertarse en la sociedad a través de trabajos comunitarios y proyectos sociales.

Hace dos meses arrancaron con un programa de mantenimiento de parques y jardines en el sur de Quito. En La Isla se realizó la primera intervención y tienen el objetivo de hacerlo en otros 20 sitios.

Cristian Rodríguez, líder de la ‘clica’ de Solanda, manifiesta que mediante estas actividades comunitarias quieren cambiar su imagen ante la sociedad. “Nos ven como delincuentes, ladrones o fumones. Ahora nos dedicamos a realizar actividades recreativas y sociales. Lo que hacemos con los muchachos es limpiar las calles, sacamos la hierba de las aceras, retiramos escombros, pintamos los juegos infantiles, arcos y aros”, comenta.

Jacqueline Riera pertenece a la organización desde hace 20 años. Dice que los Vatos Locos nacieron en las cárceles, hace 40. Desde ahí se conformaron en ‘clicas’ o barrios, en los sectores de la ciudad. Ahora en Quito existen 50 de estas.

El pleito quedó filmado en un video difundido en las redes sociales.

Guayaquil: 'Quiñiza' en Puerto Santa Ana alborota las redes sociales

Leer más

Comenta que a hombres y mujeres se los denomina ‘vatos’ y ‘rucas’, respectivamente. Y afirma que ya es momento de hacer algo bueno por la sociedad, para enterrar lo que en el pasado hicieron muchos de ellos.

Rodríguez menciona que en Solanda cuentan con 100 jóvenes de entre 17 y 37 años. Todos colaboran al cien por ciento en estas labores.

“Nos dedicamos a esto el fin de semana, porque la mayoría trabaja. Otros estudian. Todos somos ‘chicos pensantes’. Eso significa, en realidad, ser un Vato Loco, pero también es importante contar con la colaboración de los líderes barriales, con quienes se coordina el día y la hora”, detalla.

El sábado 29 de mayo, esta organización estuvo en el parque Blanco, del sector 1 de Solanda. Los moradores del lugar se mostraron agradecidos por las labores realizadas.

“Aplaudo y apoyo las actividades que promueven. A nosotros nos parece importante la participación de la juventud en el mantenimiento del barrio. Esta organización por mucho tiempo estuvo apartada y ahora con estas actividades quieren rearmar el tejido social, más ahora que todo el barrio debe estar unido para enfrentar la delincuencia”, dice Andrés Villacís, morador del lugar.

Vatos Locos - Limpieza - Quito
Quieren que ya no les discriminen, por ello se han dedicado a hacer obra comunitaria.GUSTAVO GUAMAN

Esta iniciativa podría ser replicada en las otras 49 ‘clicas’, considerando la aceptación ciudadana que tenga el proyecto.

“Nosotros contribuimos al bienestar comunitario sin generar violencia en las calles, diciéndole no a la droga, manteniendo bien los espacios públicos. No nos organizamos para hacer daño a la gente o delinquir, solo buscamos no ser vistos como maleantes”, señala Cristian.

Fernanda Montalvo tiene 30 años y se unió al grupo hace cuatro meses. Ella es secretaria de la organización de Solanda y una de las mentoras de los proyectos de reinserción.

“Se han dado varios actos de vandalismo y se toma el nombre de Vatos Locos y queremos cambiar eso. Somos muchachos, pero todos tenemos un mismo fin. También tenemos derecho a cambiar. No somos delincuentes”, dice.

Detenido - Pistola - Quito

Lo agarraron con una pistola artesanal

Leer más

Asimismo, son conscientes de la crisis carcelaria que ha vivido el país y a pesar de decir que están ajenos a esos conflictos, ven la necesidad de hacer algo para reducir los niveles de enfrentamientos.

Se han dado varios actos de vandalismo y se toma el nombre de Vatos Locos y queremos cambiar eso”.Fernanda Montalvo, integrante de la clica 

“También pondremos en marcha otro proyecto para entrar a las cárceles y promover la no violencia en estos sitios. Vamos a trabajar primero con las madres con hijos privadas de libertad”, señaló Montalvo.

“Esperamos ser escuchados por las autoridades. Estos proyectos no tienen término y buscamos tener una mesa de trabajo con el Gobierno para ingresar con esta idea a las cárceles más grandes, a nivel nacional”, enfatizó.