Montículo de tierra sepultó a un obrero

Exclusivo
Actualidad

Montículo de tierra sepultó a un obrero

El hombre trabajaba en la construcción de un acueducto para celebrar los 5 años de su hija, pero el accidente se llevó su vida y sus sueños 

obrero
El dolor de sus deudos era desgarrador. No aceptaban la prematura partida de Andrés.Joffre Lino

Faltaba poco menos de una semana para celebrar los cinco años de edad de su hija, el próximo 13 de diciembre.

Andrés Salinas Rodríguez, de 27 años, lo tenía todo planificado para el gran festejo y por eso trabajaba duro, desde hace mes y medio, en la construcción de un acueducto que la tarde del miércoles 8 de diciembre sepultó su vida y con ello todo lo que había proyectado.

Ahora en su casa ya no habrá farra. El espacio que estaba destinado para la fiestita se lo utilizó para velar sus restos.

El hombre, nativo de Ayangue, laboraba como ayudante de topografía en la obra que llevará agua desde la planta potabilizadora de Colonche hacia las comunas de Manglaralto, en la provincia de Santa Elena.

Testigos de la desgracia narraron que cuando el obrero estaba a punto de culminar la jornada diaria, ingresó a tomar medidas dentro de una zanja que recién había sido abierta.

En ese momento la tierra removida se desplomó y alrededor de dos metros de material pétreo lo sepultaron. “Tratamos de ayudarlo, pero fue imposible. Andrés terminó enterrado”, dijo uno de sus compañeros de labores.

El infausto suceso se produjo en el sector Playa Bruja, de la vía a la población Libertador Bolívar.

Quienes estaban en ese momento con él avisaron a sus allegados. José Salinas, el progenitor de Andrés, fue uno de los primeros en llegar y al ver que su hijo yacía debajo del montículo de tierra se lanzó a sacarlo. Los presentes le pedían que no lo haga, porque temían que más tierra le caiga encima.

Pero el dolido padre no hizo caso y junto a otro de sus hijos lograron rescatar el cuerpo sin vida de su muchacho.

“No te me vayas, papito. Tú no te puedes morir. Tu niña te espera en su cumpleaños”, decía José entre lágrimas mientras abrazaba el cadáver.

Segundo caso en menos de 2 meses

A finales de octubre de este 2021 ocurrió un hecho similar en la parroquia José Luis Tamayo, en donde un obrero quedó sepultado cuando abría una zanja.

La Policía investiga el último caso para determinar si se trató de una negligencia de la empresa constructora, al no otorgar la debida seguridad industrial a sus trabajadores.