Exclusivo
Actualidad

Muere Jorge Gavilondo, uno de los fundadores de la biotecnología cubana

El científico desarrolló los primeros anticuerpos monoclonales obtenidos en Cuba, entre ellos el Itolizumab, eficaz para pacientes graves con Covid-19

gavi
Aquí el científicoJorge Gavilondo en una foto del recuerdo.Cortesía

Cuba y el mundo de la ciencia están de luto. El científico Jorge Gavilondo, uno de los fundadores de la biotecnología en la isla, y considerado entre los principales científicos de la segunda mitad del siglo XX en ese país, murió a los 71 años de edad. Lo informan este 15 de enero medios estatales cubanos, aunque no especifican las causas del deceso.

Fallecido un día antes de la celebración del Día de la Ciencia Cubana, este 15 de enero, Gavilondo desarrolló los primeros anticuerpos monoclonales obtenidos en Cuba en 1981, entre ellos el Itolizumab, un medicamento actualmente reconocido por su efectividad en el tratamiento de pacientes graves con la Covid-19.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, recordó hoy en Twitter la obra científica de Gavilondo y resaltó su trayectoria de más de 40 años de investigaciones sobre el cáncer y la publicación de 150 artículos y premios.

Nacido en Chicago, Estados Unidos, en 1949 de padres cubanos, Gavilondo luego vivió en La Habana, donde se graduó en Ciencias Biológicas en la Universidad de La Habana e inició su vida profesional como científico en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, según datos biográficos publicados en el portal Cubadebate.

Amplia trayectoria

"Los que tuvimos la oportunidad de trabajar junto a él, lo recordaremos por su genialidad, buen sentido del humor, cualidades humanas, y por sus grandes aportes a la ciencia cubana, en particular a la lucha contra el cáncer", escribió sobre Gavilondo en Twitter,  Mayda Mauri, directora comercial y de Negocios en BioCubaFarma.

En efecto, su experiencia abarcó la biología celular y molecular, inmunología experimental, anticuerpos monoclonales y recombinantes, vacunas de cáncer, oncología experimental y otras investigaciones.

El también miembro de la Academia de Ciencias de Cuba trabajó en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana, desde donde aportó conocimientos para la obtención de la vacuna terapéutica contra el cáncer denominada HeberSaVax, hoy en ensayos clínicos.

Tuvo muchos reconocimientos

Recibió la orden Carlos J. Finlay, que otorga el Consejo de Estado de Cuba a personalidades nacionales y extranjeras, y a colectivos científicos por sus méritos y aportes al desarrollo socioeconómico del país.

También destacó por su labor como fotógrafo durante más de 30 años que lo llegó a integrar colecciones de arte privadas en Cuba, Estados Unidos, México, España, Portugal, y otros países.

Audiencia general de los miércoles

El Papa Francisco ya recibió el 'pinchazo' de la vacuna contra el coronavirus

Leer más