Exclusivo
Actualidad

Muerte de empresaria manabita no fue por robo

Policía descartó este delito porque todas sus pertenencias se hallaron dentro del carro donde quedó su cadáver

empresaria
La madrugada del jueves, los moradores de la ciudadela Forestal se con mocionaron con el asesinato.Cortesía

La muerte violenta de la que fue víctima la empresaria manabita y propietaria de farmacias, Zoila Margarita Navarrete Vergara, de 58 años, no obedece a un robo común como inicialmente se presumía.

La Policía Nacional, a través de sus unidades de Criminalística y Dinased, tras las pericias realizadas en la ciudadela Forestal, de Portoviejo, provincia de Manabí, reunieron elementos que descartaron esta hipótesis.

Julio Miño, jefe policial de la subzona Manabí Nº 13, informó que los indicios recopilados por los agentes investigadores descartan el móvil de robo con violencia porque todas las pertenencias de la víctima fueron halladas en el interior del carro donde quedó su cadáver. Añadió que todas las características del hecho responden a un ataque al estilo sicariato.

Según el informe policial, la mujer recibió un disparo con arma de fuego por detrás de la cabeza y le salió por la mandíbula, lo que causó su muerte instantánea.

Los investigadores pidieron la revisión de las cámaras de seguridad para tratar de identificar a los dos motorizados que participaron en el sangriento hecho.

Allegados contaron a la policía que la mujer había laborado en la farmacia durante todo el día, en reemplazo de uno de los trabajadores que no pudo acudir a cumplir su jornada.

Un morador del sitio donde se cometió el crimen aseguró que previo al hecho observaron una moto que dio varias vueltas por la zona, pero nunca imaginaron lo que posteriormente iba a suceder con su vecina.

Los hombres esperaron a que Zoila, quien se trasladaba sola, llegara a su casa pasada la 01:00 del jueves 17 de diciembre de 2020, para ejecutar su objetivo criminal.

RELACIONADAS

Los familiares piden justicia y que se investiguen las causas del crimen. La mujer era conocida en Portoviejo por acciones solidarias y por su trabajo en una farmacia, frente al hospital Verdi Cevallos Balda.

TE RECOMENDAMOS