Exclusivo
Actualidad

¡Juntos hasta la muerte! Dos hermanos fallecieron por inhalar sulfuro de hidrógeno

Un vecino bajó a ayudarlos, pero se desmayó. A él lograron salvarlo.

hermanos fallecidos
El pozo de la alcantarilla quedó cubierto con unas maderas que alertaban el peligro.Henry Lapo

La angustia y desesperación se apoderaron del barrio Cumbres Orientales, al no poder auxiliar a dos hermanos que murieron en la alcantarilla.

Según los moradores, Diego y Luis Sarche hacían trabajos de alcantarillado a unos cinco metros de profundidad, la tarde del jueves.

Ambos perdieron la conciencia, aparentemente por la falta de ventilación en su interior y la inhalación de sulfuro de hidrógeno, un gas letal que se habría acumulado en el fondo de ese sistema.

Enseguida, un morador bajó al sitio y, valiéndose de una cuerda, quiso ayudar a los obreros, pero poco después también cayó desmayado.

Los otros vecinos llamaron al ECU 911. Los rescatistas lograron sacarlo con vida de la alcantarilla, no así a los hermanos que realizaban los arreglos en las calles Camino de los Incas y Atahualpa.

Por una estrecha calle de tierra y piedras ingresó una cuadrilla del Cuerpo de Bomberos de Quito. Utilizando todos los implementos necesarios de seguridad, los socorristas recuperaron los cuerpos de Luis, de 31 años, y Diego, de 27, que fueron llevados a la morgue de la Policía Nacional para la autopsia correspondiente.

Mayra Toapanta, habitante del sector, manifestó que “ellos eran parte de un grupo de trabajadores que hacía arreglos en ese sitio desde antes de la pandemia”. Sin embargo, las labores se paralizaron, reanudándose hace un mes.

RELACIONADAS

Christian Rivera, gestor de Riesgos de la Universidad Central del Ecuador, manifestó que “antes de ingresar a un espacio confinado se debe realizar una análisis de gases”. Eso permitiría tomar la decisiones de ingresar o no.

“En espacios confinados la presencia de oxígeno es mínima”, explicó.

Además, dijo que los peligros para los trabajadores también existen en cisternas, cajas de revisión, bodegas, ductos, túneles y en tuberías grandes.

Tras el percance, la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Saneamiento de Quito (Epmaps) dijo a EXTRA que los fallecidos pertenecían a una compañía que está a cargo de la construcción del alcantarillado en la zona. La entidad está a la espera de las investigaciones.

“Epmaps ha seguido de cerca para que la constructora acompañe a las familias de los fallecidos y que se apliquen los protocolos de estos casos, así como la aplicación de los seguros que, por obligación, la constructora tiene”, dijeron desde el departamento de comunicación. (HA)

TE RECOMENDAMOS