Exclusivo
Actualidad

Mujer de 51 años trajo al mundo a su propia nieta

La abuela y madre a la vez quiso ayudar a su hija, quien sufre problemas de fertilidad. La bebé nació sana y con el peso ideal

brenna
El gesto de amor de la abuela fue aplaudido por los inernautas.Instagram Breanna Lockwood

Una mujer, de 51 años, se convirtió en la madre de su propia nieta, al traer al mundo a la pequeña, ya que la que debió ser su mamá biológica sufrió múltiples problemas reproductivo, lo que le impidió hacer su sueño realidad.

El gesto de Julie Loving para con su hija de 29 años, fue aplaudido por muchos internautas. A través de su cuenta de Instagram, Breanna Lockwood dio a conocer que sería su propia madre quien prestaría su vientre para hacer realidad uno de sus sueños: convertirse en mamá.

“El mayor apoyo en mi vida nos está dando nuestra mayor bendición. ¡Mi hermosa mamá está embarazada de su primera nieta, hijo biológica mía y de Aaron, como portadora gestacional!”, escribió Breanna al anunciar el embarazo de su madre.

De esta manera y luego de un largo proceso de fertilización in vitro trajo al mundo a la pequeña Briar Juliette Lockwood, quien pesó 7 libras 1 onza y midió 19.25 pulgadas

Julie se ha convertido en una de las pocas personas a nivel nacional que han llevado a cabo el embarazo y nacimiento de sus propios nietos, por lo que es una experiencia fuera de lo común.

En entrevista con ‘Today’, Lockwood señaló que luchó contra la infertilidad por varios años, pero tuvo varias experiencias negativas como dos abortos espontáneos y un embarazo ectópico, por lo que terminó con tejido cicatricial en el útero. Fue entonces cuando consideró la idea del vientre subrogado. Cuando la madre de Breanna se ofreció para llevar a cabo el proceso, su doctor no estaba del todo convencido, ya que la mayoría de las mujeres que se convierten en madres subrogadas son menores de 40 años.

dormitorio

Dormitorio del bebé: limpieza y mantenimiento

Leer más

“Afortunadamente, quedó embarazada la primera vez con el primer embrión. He estado con Breanna durante años con tanto trauma e intensidad, la capacidad de recuperación fue alucinante. Si no tuviera a su mamá, no tendría un bebé”, dijo el doctor Brian Kaplan.