Exclusivo
Actualidad

Mujer estrangulada en hostal de Portoviejo

En la habitación 29 dejó su último suspiro la manabita que, al parecer, fue asesinada por su pareja

mujer
Los familiares lloraban por la muerte repentina de Eliana Basurto.

Eliana Virginia Basurto Aguayo, de 32 años, salió a realizar un depósito bancario que su padre Ángel le encomendó. Eran las 12:30 del miércoles 9 de diciembre cuando partió y sus allegados no volvieron a saber de ella hasta que después conocieron de su muerte.

La fémina, quien vivía en el sitio Los Ángeles de Colón, zona rural de Portoviejo, provincia de Manabí, agarró un bus hasta el casco urbano del mencionado cantón para realizar la diligencia. Ángel Aguayo, tío de Virginia, contó que pasaron las horas y la familia se mostró intranquila porque no retornaba ni respondía el teléfono. No se conocía dónde estaba, relató.

La preocupación de los allegados aumentó y la falta de respuestas alimentaba la incertidumbre y el temor. Virginia, la mayor de 4 hermanos, no daba señales de vida.

El tío reveló que la fueron a buscar al barrio San Alejo, donde vivía la pareja de la que estaba distanciada, pero tampoco hubo respuesta.

Mientras las ideas pasaban por la mente de los Basurto Aguayo de lo que pudo haberle ocurrido, cerca de la medianoche de ese mismo día un taxista tomó como usuario a un hombre que aseguraba haber ingerido veneno y pidió que lo llevaran hasta el hospital Verdi Cevallos Balda.

En el trayecto, el hombre habría revelado la supuesta locura que cometió. Según un compañero del taxista, este alertó a los guardias de lo que le había contado el pasajero.

El ciudadano fue ingresado a la sala de emergencias. Allí, al ser interrogado por los galenos, supuestamente confesó que había atentado contra una mujer. Desde la casa de salud se alertó a la Policía Nacional.

Según el reporte, Néstor Rafael Zambrano Sánchez, de 39 años, contó a los agentes que acudieron al hospital que había atentado contra la vida de su cónyuge en el interior de un hostal, y luego procedió a ingerir presuntamente una sustancia tóxica.

Los peritos de Criminalística y Dinased acudieron hasta las calles Teodoro Wolf y Venezuela, a la habitación 29, del lugar que había descrito el supuesto femicida.

RELACIONADAS

Allí los agentes encontraron el cuerpo de Virginia, con indicios que presumen de una muerte por estrangulamiento.

Los gendarmes, tras verificar el hecho, aprehendieron a Zambrano como presunto causante de un femicidio.

El fiscal Luis Cadena autorizó el levantamiento del cadáver.

En el sitio, los deudos protagonizaron escenas de dolor, gritaban de forma desgarradora, pues no podían asimilar la muerte repentina de Virginia. (AG)