Exclusivo
Actualidad

A narcos no les funcionó estrategias de seguridad

Decomiso de cerca de una tonelada de droga se lo hizo en un local ubicado en la vía Checa-Chiquintad, sector rural de la provincia del Azuay

droga vale
Además de la droga que se incautó también se detuvo a cuatro sospechosos.Cortesía

Operaba con personal de inteligencia y un vehículo de seguridad para evadir los controles policiales. Pero fue la estrategia policial en base a información básica que impidió que 794 mil 980 gramos de cocaína sean enviados a Santa Elena para su posterior embarque al exterior.

Es cerca de una tonelada de alcaloide, más de 9 millones de dosis que en el mercado norteamericano tiene un valor de 30 millones de dólares y el en territorio europeo, 60 millones de euros. Así lo informó Ángel Zapata, jefe del Comando de Policía Azuay, quien también dio a conocer la detención de cuatro personas, dos de ellos hermanos y con antecedentes procesales, y que serían uno de los brazos de una organización internacional de tráfico de drogas a gran escala.

Los sospechosos fueron detenidos tras un allanamiento a un local que servía de acopio, ubicado en la localidad de San Andrés, en la vía a Checa-Chiquintad, sector rural del noreste de Cuenca de la provincia del Azuay. Dentro de dos camiones y encaletadas se halló la sustancia en forma de bloques tipo ladrillo y tenían seis distintivos o logos que corresponderían a los proveedores o destinatarios, añadió el oficial de la Policía.

A los detenidos se les dictó prisión preventiva tras la audiencia de formulación de cargos cumplida la noche del martes 28 de julio en la Unidad Judicial del Azuay.

Mario Castro, comandante de la Subzona del Azuay, explicó que en las investigaciones se determinará la procedencia del alcaloide, considerando que Cuenca se han convertido en un sitio de tránsito de la droga con destino a la Costa ecuatoriana para desde ahí enviarla al exterior.

En el allanamiento se evidenció que el inmueble era un centro acopio temporal de drogas y percusores químicos.

La cocaína estaba oculta en la parte superior del techo de un vehículo de transporte pesado y en la base del cajón metálico de un camión. Ambos iban a ser custodiados por un vehículo de seguridad y una furgoneta como fachada para llegar a las costas ecuatorianas y ser enviadas en un contenedor, bajo la modalidad de gancho ciego y así llegar vía marítima a mercados de consumo internacionales, explicó Mario Castro.

Entre los vehículos requisados constan un costoso Porsche color negro en el que se movilizaba el presunto líder del grupo, la furgoneta y el carro de seguridad. (JM)

TE RECOMENDAMOS