Exclusivo
Actualidad

“Se negó a la prueba por no contagiarse de COVID”

Muerte de de Rodrigo Malta cambió el tipo penal.

Roberto Malta Ziadé fue arrollado el sábado 5 de septiembre en Urdesa.
Roberto Malta Ziadé fue arrollado el sábado 5 de septiembre en Urdesa.Captura de vídeo

Tras el fallecimiento de Roberto Alfredo Malta Ziadé, la Fiscalía General del Estado cambió el tipo penal de la investigación que se sigue en contra de Kenny Andrade, presunta responsable de arrollarlo, por muerte culposa. Así lo informó la mañana de ayer, en su cuenta de Twitter la entidad judicial.

Malta, de 37 años, fue atropellado a las 03:25 del sábado 5 de septiembre en las calles Costanera A y Costanera en la ciudadela Urdesa, en el norte de Guayaquil. Por las heridas sufridas en su cabeza falleció a las 22:00 del sábado en la casa de salud donde permanecía hospitalizado.

Alfredo Massú, abogado de la familia de la víctima, dijo que apelaron a la decisión de arraigo en la que se encuentra la sospechosa de atropellar a Roberto.

Foto de Sistema Grana (32426067)
Roberto Alfredo Malta Ziadé, tenía 37 años.Cortesía

“El día jueves la Fiscalía solicitó una reformulación de cargos, porque el parte médico señaló que el estado de salud de mi cliente había empeorado. Sin embargo con su fallecimiento el tipo penal volvió a cambiar y se estaría encuadrando en el artículo 376 del COIP que es muerte culposa ocasionada en accidente de tránsito en estado en embriaguez”, explicó Massú.

“En el parte de detención consta que la señora tenía aliento a licor y que se negó a hacerse la prueba de alcoholemia”.

Medidas: 
La sospechosa tiene prohibido salir del país y debe presentarse dos veces por semana ante un fiscal.

Amenazas:
Los defensores de Andrade informaron que ella ha recibido amenazas de muerte.

 Reparación
Rodríguez y Haz indicaron que buscarán un acercamiento con los abogados de la víctima para llegar a un acuerdo.

Por su parte, Pablo Rodríguez y Jorge Haz, abogados de Andrade, indicaron que ella se negó a realizarse la prueba de alcoholemía porque sintió temor a un contagio de COVID-19 e intentó preservar su salud.

“Ella temía contagiarse y le pidió al agente de tránsito las garantías para poder meterse el aparato con el que hacen la prueba, no se la dieron”, dijo Rodríguez.

Precisó que su defendida comparece ante la Fiscalía, pero que no tiene la obligación de presentarse a la audiencia de formulación de cargos. “A esa iremos los defensores”, dijo Rodríguez.

Haz, el otro defensor de Andrade, comentó que no entiende cómo los agentes de tránsito le percibieron aliento a alcohol a su cliente, si ella tenía puesto una mascarilla. “Eso no es prueba. Ella no estuvo zigzagueando, como han dicho, se orilló porque se le cayó el control para abrir las puertas de su casa”, argumentó Haz. (AEB)

TE RECOMENDAMOS