Exclusivo
Personaje

¡Papá Noel es ecuatoriano!

Gunther Groenow hace un cuarto de siglo lo caracteriza. Él no usa disfraz: su cabello, barba, barriga y voz son naturales. Le encanta aconsejar, pero con el traje le paran más bola

Papá Noel
Así como da obsequios, dice que Dios les ha regalado salud a él y su esposa, no les ha dado el virus.Romina Almeida/Extra

El taller de Santa abrió una sucursal en la ciudadela Simón Bolívar, norte de la urbe porteña. Dejó el Polo Norte para vivir en el caluroso Guayaquil.

Se escucha el sonido de un par de cascabeles. Aparece él con su traje aterciopelado y felpa, que huele a vainilla y coco. Lo primero que pregunta es… ¿te has portado bien? Asiento con la cabeza y recibo el regalo de la entrevista con Gunther Groenow, quiteño con ancestros alemanes, de 63 años, quien hace 25 vive en la piel de San Nicolás.

No usa ni peluca ni barba, las suyas son naturales, solo tintura su cabellera que no ha encanecido. Tampoco utiliza relleno en su cuerpo y su voz es la misma en todos lados. En una ocasión quisieron ponerle lentes de contacto, pero no aceptó porque quiere ser real. Su 1.80 metros de altura y 276 libras le ayudan.

Por su pinta recibe burlas en la calle. “Me gritan: Habla Papá Noel”, respondo: “Qué fue, Rodolfo”, y si está con amigos se mofan de él. “Por algo me llaman el rey de la improvisación”, indica Gunther, quien desde niño creía en el personaje, pero no imaginó que lo representaría.

RELACIONADAS

En 1995, en la empresa que hacía expreso requerían a un Santa Claus, se probó las prendas y estaban hechas a su medida; se ganó ese ‘cachuelo’, que hoy es su trabajo, al igual que la transportación y fletes.

Papá Noel
Santa deja su trineo y se sube a su camioneta para hacer los fletes, que es otro 'cachuelo' para él.cortesía

Ha participado en 15 castings y todos los ha conseguido. “Una vez entré a la oficina de una productora y vi a tres Santa sentados. Uno estaba con su hijo; ingresé diciendo: “Jojojo, buenas tardes”; el niño le dice a su papá: “Es Santa”.

Tiene tres trajes, uno oficial y dos de estilo informal. En 25 años ha usado tres pares de botas y más de 50 indumentarias. Lleva lentes con medida, pues hace 20 años unos niños le pidieron que lea su carta delante del público y él portaba anteojos de fantasía, el duende tuvo que ‘soplarle’ porque no veía.

Santas anécdotas

En una ocasión un hombre se le acercó a su stand navideño y le pidió que aconseje a su hijo, quien estaba en la fila y padecía de una anemia aguda. Él conversó con el joven y le habló de la importancia del estudio, pero que este no podría darse si no se alimentaba.

“Al año siguiente, en el mismo centro comercial, aparece este señor y me pregunta si me puede abrazar y me señala a su muchacho, estaba gordito. Fue un milagro”, relata.

En otro mall vio a una madre exhortar a su pequeño. “Tendría unos 5 años y un lado de su cabeza estaba cortado el cabello y del otro no. Creo que le hicieron doler y no dejaba que el estilista lo atendiera. Me aproximo y le digo: Hijo, ¿quién te cortó tan mal la cabellera? Vamos para que te lo arreglen, lo tomo de la mano y en la peluquería le digo al personal que por favor me lo atiendan bien y a él le dije que me avise si le hacían un mal trabajo. Luego de un tiempo fue donde estaba y me abraza. Su mamá grita: Papá Noel sí existe”.

Siempre trata de dar consejos, con o sin traje. “Si se lo doy como Gunther dirán viejo adefesioso, el traje trae más credibilidad”.

Papá Noel
Vivió 8 años en Alemania y en 3 también desempeñó el rol de San Nicolás. En sus manos sostiene la portada de 2003 de EXTRA en la cual apareció.Romina Almeida/Extra

Reinventarse

Eso le tocó por la pandemia, pues el ‘camello’ ha bajado un 80%, en comparación a otros años. Su ausencia en el país le hizo perder terreno. “En el centro comercial que trabajaba era el único Papá Noel y quien seleccionaba me dijo que tenía como 15 personas para el papel, unos más altos y gordos; me hizo una propuesta muy baja que no acepté. Se ha prostituido al personaje”, enfatiza.

Por eso montó un stand navideño para fotografiarse con él. También manda videos por WhatsApp o acude a entregar regalos, cantar canciones, pero desde su camioneta, con micrófono y parlantes.

Más de él...

  • Es actor, estudió con los hermanos Héctor y Andrés Garzón, Christoph Baumann, entre otros. También hizo teatro callejero.
  • Sus dos hijos, Gunther y Gabriela, fueron sus duendes. Ellos felices de tener a Santa los 365 días del año.
  • Tiene licencia profesional como conductor
  • Su esposa Yolanda es maquilladora y decoradora profesional.
  • Hace 20 años presentó a los canales de TV un proyecto educativo infantil llamado ‘El tío Nicolás’.
"Cuando escuchó un cascabel es porque está cerca Noel"Gunther Groenow, actor y transportista