Exclusivo
Actualidad

¡Periodista saca el cuerpo a la ‘huesuda’!

Fuera de peligro la mujer que recibió seis tiros, en lago agrio. Sus familiares piden justicia en el caso. La Policía busca al responsable.

Sucumbíos - Periodista - Baleada
En los plantones también participaron autoridades de la Alcaldía.Cortesía

Marilú Capa continúa en cuidados intensivos del Hospital Marco Vinicio Iza, en Lago Agrio, provincia de Sucumbíos.

La mujer fue atacada a tiros al estilo sicariato, el pasado 19 de enero, mientras estaba en su local de comida.

En total recibió seis disparos. Los médicos tuvieron que inducirla a un coma por la gravedad de sus heridas, pero, según un allegado, Capa estaría fuera de peligro.

Sus familiares y amigos realizaron un plantón afuera del hospital como una forma de expresar la solidaridad y apoyo a favor de la mujer.

Además, salieron a las calles de la ciudad para exigir justicia en el caso. Solicitaron a las autoridades que protejan a los periodistas en sus labores.

lodo

Perdió pista, se volcó y un carro lo mató

Leer más

Fueron con pancartas y globos blancos. Gritaban “¡que no quede en la impunidad!”.

A los plantones los llamaron jornadas solidarias y también participaron autoridades de la Alcaldía, como la funcionaria Elena Tituaña.

Víctor Gómez fue compañero de trabajo de Capa en una radio local. El reportero también estuvo en las marchas y está preocupado por la situación de su colega. “No sabemos todavía cuáles fueron los motivos para que le hicieran eso, si fue por trabajo o por cuestiones personales”, dijo.

La Asociación de Comunicadores Sociales La Prensa continuará con los plantones la próxima semana. Representantes de la Federación de Mujeres de Sucumbíos emitieron una carta rechazando este acto violento.

La Policía reforzó el hospital donde se recupera la mujer para evitar posibles atentados.

Mientras tanto, la Policía continúa tras la pista del sicario que atacó a la reportera.

ERA TRABAJADORA 

Gómez recordó que cuando trabajaba con Capa, ella era muy entregada a la profesión. “No le importaba si era fin de semana o feriado. Estaba dispuesta para cualquier cobertura”, comentó.

Añadió que por un tiempo la mujer trabajó en la Gobernación provincial, pero no le gustaron la funciones que tenía y volvió a la radio. “Ahora todos los periodistas tenemos incertidumbre por realizar nuestra labor”, concluyó. (BCP)