Exclusivo
Actualidad

Plantean cerrar el Centro de Atención Temporal (CAT) del Bicentenario, en Quito

Así lo dijo la secretaria de Salud, Ximena Abarca. Esto, debido a la reducción de la ocupación de pacientes COVID-19. 

18979bb6-9ddc-4f95-8425-0e1c1c1abcbf
El Centro de Atención Temporal del Bicentenario.Karina Defas

Ante la reducción de ocupación en el Centro de Atención Temporal (CAT) del Bicentenario, en el norte de Quito, la secretaria de Salud, Ximena Abarca, señaló que desde el Municipio ya se plantea el cierre de este establecimiento, que atiende a personas con COVID-19.

La funcionaria añadió que actualmente están trabajando 200 profesionales allí. Y que en su momento, el límite de atención en aquel sitio fue de hasta 60 pacientes; sin embargo, por ahora la ocupación llega hasta un 15 %. Pero de ninguna manera piensan despedir a los empleados, los van a reubicar.

“Necesitamos administrar correctamente los recursos… estamos haciendo proyecciones para ver cómo podría ser el comportamiento de la pandemia en los próximos meses y de esta manera ver si mantenemos el CAT”, acotó Abarca.

La capital está viviendo un aplanamiento de la curva, dijo la secretaria de Salud. “Cada semana tenemos menos cantidad de casos, la ocupación en UCI y hospitalización general ha disminuido”, insistió. Sin embargo, sí se plantean la posibilidad de un rebrote. Esto, debido a que va a haber mayor circulación de personas y el ingreso a clases.

“Va a implicar que haya un mayor número de personas inestables, lo cual constituye un riesgo. Se están incrementando las actividades económicas, deportivas. Eso para nosotros nos llama a tener un estado de alarma y a estar vigilantes constantemente”, continuó.

Según Abarca, el Distrito Metropolitano de Quito tiene el 67 % de su población vacunada. “El Municipio ha contribuido con alrededor del 22 % del total”. Y destacó que, tras una reunión con el Ministerio de Salud y con las universidades, se acordó que la meta conjunta va a ser llegar al 95 % de vacunación en el DMQ y disminuir la positividad a menos del 5 %, hasta diciembre.

Para finalizar, dijo que van a comprar 160.000 pruebas para detectar COVID-19 y que el monto del contrato es de alrededor de 700.000 dólares.