Exclusivo
Actualidad

Casi la mitad de la gente en el mundo vive con menos de $ 5,50 al día

La carga de la pobreza suele recaer con mayor fuerza en las en las mujeres y los niños.

Imagen pexels-photo-874684
Latinoamérica y el Caribe es la región donde existe menos prosperidad compartida.Pexels

Casi la mitad de la población mundial —unos 3.400 millones de personas tiene grandes dificultades para satisfacer necesidades básicas, informó el Banco Mundial (BM).

El organismo determina como parámetros que vivir con menos de 3,20 dólares al día significa estar en situación de pobreza en países de ingreso mediano bajo, mientras que 5,50 es la cantidad límite que marca una condición de indigencia en los países de ingreso mediano alto.

“Nuestros objetivos son poner fin a la pobreza extrema a más tardar en 2030 e impulsar la prosperidad compartida, y seguimos comprometidos con ellos”, señaló el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, en un comunicado.

El máximo responsable del Banco Mundial aplaudió que este estudio aborda la pobreza “desde una perspectiva más amplia, en diferentes niveles y dimensiones en todo el mundo”.

Según datos del informe, en la región de Latinoamérica y el Caribe hubo menos prosperidad compartida entre 2010 y 2015 que en años anteriores “debido a que sus economías se vieron afectadas por una disminución de los precios mundiales de los productos básicos”

En 2015, el BM reportó que más de 1.900 millones de personas (el 26,2 % de la población mundial), vivían con menos de 3,20 dólares al día, mientras que cerca del 46 % de los habitantes del planeta ganaban menos de 5,50 dólares diarios.

Sin embargo, el estudio La pobreza y la prosperidad compartida 2018: Armando el rompecabezas de la pobreza señala que la proporción de la población global que vive en la pobreza extrema bajó al 10 % en 2015, comparado con el 36 % registrado en 1990.

El informe indica además que la pobreza no solo se mide por sus ingresos en dinero, sino también por la falta de servicios básicos que afectan el bienestar de las personas. (Ver gráfico)

En este sentido, los analistas del BM pusieron como ejemplo a la región del sur del desierto africano del Sahara, donde la población pobre sufre privaciones en numerosos aspectos, como bajos niveles de consumo y falta de acceso a la educación y a servicios básicos de infraestructura.

Además, la carga de la pobreza suele recaer con mayor fuerza en las en las mujeres y los niños, en el informe se analizan las formas en que la pobreza puede variar al interior de los hogares.