Exclusivo
Actualidad

Los rostros históricos del juicio político

Que la Asamblea Nacional haya admitido el juicio político contra el vicepresidente, es un llamado a la memoria para recordar otros casos.

Imagen descarga (5)
Hay varias causales por las que un funcionario es llevado a juicio político, una de ellas enriquecimiento político.

Quien esté libre de juicio político que lance la primera piedra. Un refrán algo cambiado, pero que a los altos funcionarios públicos en general, les viene bien.

Las investigaciones para algunos llegan mientras ejercen su cargo —Jorge Glas, como vicepresidente ecuatoriano es el mejor ejemplo—, a otros luego de décadas—Alberto Fujimori, como expresidente de Perú entra aquí— y hay quienes se vuelven por siempre sospechosos sin opción a ser enjuiciados por falta de pruebas.

El vicepresidente ecuatoriano de 1991 también fue señalado

Jorge Glas, no será el protagonista en esta ocasión, sino sus similares que en otros países y contexto, han enfrentado juicios políticos; no sin antes olvidar a Luis Parodi Valverde, quien fue vicepresidente junto a Rodrigo Borja (1988-1992) y contra quien también se quiso entablar un juicio político.

Al menos es lo que da entender un escrito firmado por el abogado Jora Zavala Egas, donde defiende al segundo mandatario de ese entonces. A Parodi le habrían hecho tres acusaciones un grupo de diputados, pero en el texto no se dan detalles sobre qué eran.

Brasil, con madera para la corrupción

Fernando Collor de Mello (1992)

Su gobierno estaba destinado a ser histórico, fue el primero del regreso a la democracia (luego de la dictadura militar de 20 años), pero un escándalo hizo que lo histórico sea su juicio político, suspensión de 180 días y posterior renuncia al cargo.

Una acusación de tráfico de influencias y lavado de dinero, lo obligó a dar un paso al costado.

Dilma Rousseff (2016)

A Dilma la economía no la acompañó durante su gestión y en lugar de eso, se despeñó en 2015 y se contrajo aún más en 2016. Un informe de tres abogados sobre el manejo del presupuesto de la Presidencia y el indicio de cuentas contables maquilladas dirigió el dedo acusador de los senadores hacia ella.

Determinaron que se había cometido delito, ella lo llamó “golpe de estado” y fue destituida.

Perú, nuevamente protagonista

El último grupo de presidentes del país vecino está en entredicho. Aunque, para ser justos, la historia de estos procesos podría ubicarse en el juicio de Alberto Fujimori en el 2007.

Pedro Pablo Kuczinski (2017)

Le ganó a la hija de Fujimori (Keiko) la presidencia, pero ahora está cerca de perderla sin haber cumplido todavía un año de gobierno. ¿Por qué? Nuevamente un trato con Odebrecht mediante una empresa de la que es propietario. Él dice desconocer de esas negociaciones, pues quien se encargaba de eso era el secretario de ese tiempo. Como todavía está en funciones, los legisladores lo han declarado en “incapacidad moral”, por lo que el plan es destituirlo.

Caso paraguayo

Fernando Lugo (2012)

Al obispo no le fue bien gobernando. Primero fue una manifestación mortífera y luego, una acusación del mal desempeño de sus funciones. Eso terminó orillándolo hacia un juicio y hacia su siguiente destitución.