Exclusivo
Actualidad

Privados de libertad no entregaron todas sus armas

A cinco días de haberse recogido unas 300, en la cárcel de Turi, los agentes decomisaron objetos cortopunzantes, licor, droga y más

evidencias
Estos artículos se decomisaron en el último operativo desarrollado en la cárcel de Turi.Cortesía

No todas las armas fueron entregadas por los reclusos de la cárcel de Turi, en Cuenca, de la provincia del Azuay, en el acto de buena fe cumplido el pasado 13 de agosto de 2020. Algunas fueron halladas la tarde del martes 18 de agosto, mediante un operativo de requisa en los interiores del centro carcelario.

Son armas cortopunzantes de fabricación artesanal que habían quedado escondidas en las celdas de los distintos pabellones, explicó Mario Castro, jefe de la Subzona de Policía del Azuay.

El operativo se desarrolló cerca de las 17:30 con la colaboración de personal de las Fuerzas Armadas, dentro del estado de excepción que rige en las cárceles del país.

El objetivo principal de la acción es reforzar los controles de ingreso a los pabellones y evitar los actos de violencia dentro del Centro de Rehabilitación Social de Turi, indicó Mario Castro.

Como resultado se encontraron cerca de una veintena de armas cortopunzantes elaboradas a mano por los internos, botellas plásticas con licor artesanal, dosis de droga entre cocaína y marihuana, celulares y cargadores entre tabacos y otros objetos prohibidos.

El hecho ocurrió a cinco días en que, por iniciativa y propuesta de los propios privados de la libertad, entregaron unas 300 armas similares como un mensaje para promover la paz y armonía dentro del reclusorio.

RELACIONADAS

La acción tuvo el apoyo del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), como parte de la creación de un ambiente de tranquilidad y ante las muertes que recientemente se registraron en varias cárceles del país. (JM)

TE RECOMENDAMOS