Exclusivo
Actualidad

En Bastión Popular balearon a alias Juano, quien portaba metralleta... pero de juguete

Los asesinos se movilizaban en un auto azul, de donde sin bajarse dispararon por 12 ocasiones. Dos tiros impactaron en su cabeza. Ocurrió en Guayaquil

Junto al cadáver de alias Juano, quedó la subametralladora de juguete con la que acostumbraba bromear con sus familiares y ‘panas’.
Junto al cadáver de alias Juano, quedó la subametralladora de juguete con la que acostumbraba bromear con sus familiares y ‘panas’.Amelia Andrade

La subametralladora de plástico  y variopinta con la que Darwin Javier Peñafiel Gortaire solía pasearse por las calles de Bastión Popular (norte de Guayaquil), no sirvió para ‘espantar’ a sus verdugos, quienes desde un vehículo y sin bajarse lo liquidaron con dos ‘pepazos’ en la cabeza.

El arma de juguete con la que la víctima, alias Juano, hacía bromas a sus familiares y amigos, quedó a las 11:30 de ayer tirada junto a su cadáver, sobre la calzada, entre las manzanas 1212 y 1213 de ese populoso sector de la ciudad.

Con esta subametralladora de juguete caminaba el hombre asesinado.
Con esta subametralladora de juguete caminaba el hombre asesinado.Cortesía

El teniente coronel Carlos Rivadeneira, subcomandante del distrito Pascuales, informó que el guayaquileño, de 31 años, quien además llevaba una mochila de color rojo, caminaba por una calle de esta zona porteña, cuando fue interceptado por tres sujetos que se movilizaban en un auto azul.

“Al parecer la víctima estuvo visitando a su conviviente. Tenemos información de que consumía droga y que se dedicaba al microtráfico. La policía está realizando las averiguaciones. Hemos conversado con testigos y revisado cámaras para dar con los responsables”, manifestó el jefe policial.

Darwin Javier Peñafiel Gortaire, de 31 años, fue asesinado la mañana de ayer.
Darwin Javier Peñafiel Gortaire, de 31 años, fue asesinado la mañana de ayer.cortesía

Procesos: El occiso registra tres antecedentes, uno en 2015 por tenencia y posesión ilícita de sustancias sujetas a fiscalización y dos en 2016, por tenencia de arma y por tráfico de drogas.

El coronel Rivadeneira además explicó que en la escena del crimen encontraron 12 indicios balísticos y que el asesinato se habría cometido con una pistola 9 milímetros.

Cuando el cadáver de Darwin Javier yacía sobre el pavimento y mientras agentes de Criminalística y de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas realizaban las pericias para dar con los responsables, una señora, quien dijo ser la pareja sentimental del occiso, se acercó a los investigadores y aseguró que él estaba amenazado de muerte y que el crimen se habría dado por una venganza.

“Hace cinco meses amenazaron con matarlo. Él era consumidor y también vendía droga en el sector, quizás por eso lo amenazaron”, aseguró la mujer.

Banda criminal: La víctima, al parecer, era miembro de la organización delictiva Los Lagartos.

Otra allegada señaló que Darwin Javier registraba antecedentes penales y que incluso había estado internado en una clínica de rehabilitación por su adicción a los estupefacientes.

“Él no trabajaba, solo se dedicaba al expendio de droga, esa es la verdad. Lamentablemente no cambió. Ayer (martes) lo vimos jugando con el arma de juguete, se la enseñó a los niños”, indicó la allegada, mientras observaba a los uniformados recabar indicios en el lugar donde acabaron con la vida de su ser querido. 

Peñafiel Gortaire es la quinta muerte violenta que se registra, en menos de 4 días, en este sector de Guayaquil, que corresponde al distrito Pascuales.