Exclusivo
Actualidad

Las últimas palabras de Corey Johnson, el posible último reo condenado a muerte en Estados Unidos

En su testimonio final el asesino serial manifestó que tuvo tiempo de cambiar. Pidió perdón y agradeció a todos.

Corey Johnson
Imagen referencial. Jhonson fue condenado por sus crímenes en serie.Internet

Si te condenaran a muerte, ¿cuáles serían tus últimas palabras? Para Corey Johnson, un asesino serial estadounidense, fue la oportunidad de agradecer, pedir perdón y hacer un irónico reclamo sobre la comida en la cárcel.

Johnson fue condenado a la pena de muerte tras haber asesinado a siete personas en Richmond, capital de Virginia, Estados Unidos, en 1992. Estaba involucrado en una pandilla de narcotraficantes y criminales que fue protagonista del peor episodio de violencia ocurrido en ese país. Él y otro dos miembros de la pandilla fueron condenados por la Ley Federal contra narcotraficantes a gran escala.

Antes de su ejecución, dada la noche del jueves 14 de enero de 2021, sus abogados presentaron un reclamo ya que Johnson había enfermado de covid-19 y la inyección de pentobarbital, con la que se asesina a los reos con este sentencia, le ocasionaría un dolor insoportable estando consciente debido a la debilidad de sus pulmones, según reportó Reuters.

Esta inyección va durmiendo poco a poco a las personas y le provoca un edema pulmonar con sensación de ahogamiento. Su líquido invade los pulmones haciendo que se inflen y deje de circular oxigeno. Para una persona que ha sufrido los estragos del nuevo coronavirus es más que letal. Pero, la petición de lo abogados no fue aceptada y se procedió con el trámite.

El reo, de 52 años, es número 12 que muere en la Cárcel Federal de Indiana, Estados Unidos, después de que Donald Trump reabriera la pena de muerte en ese país tras un pare de 17 años. Johnson también se convertiría en el último reo condenado a muerte cuando Joe Biden, nuevo presidente electo, comience su mandato ya que se opone a esta sentencia y ha prometido eliminarla.

Estas fueron las últimas palabras de Johnson, de acuerdo al documento presentado por sus abogados y publicado por Infobae :

“Quiero decir que siento mis crímenes. Quería decir eso a los familiares que fueron victimizados por mis acciones y quiero que se recuerden esos nombres. Hubiera pedido perdón antes, pero no sabía cuánto lo sentía. Espero que encuentren paz.

A mi familia, decirles que siempre la amé y su amor me ha hecho real. En las calles buscaba atajos, tenía buenos modelos a seguir, pero buscaba de lado... estaba ciego y fui estúpido.

No soy el mismo hombre que fui. Al personal de la SCU, gracias, han sido amables. La pizza y el batido de fresas fueron maravillosos, pero no tuve las donas rellenas de gelatina. ¿Qué sucedió? Esto debería ser solucionado.

Gracias al capellán, fue amable. Gracias a mi equipo legal. Don ha sido más que un abogado, se ha convertido en un amigo. Estoy agradecido a mi ministro. Estoy bien. Estoy en paz”.