Exclusivo
Buena Vida

Climaterio: cómo enfrentarlo

Muchas mujeres relacionan esta etapa con la menopausia, pero es una fase diferente y más prolongada.

mujer con calor
Debe utilizar ropa ligera para evitar los sofocos.Archivo

Es importante dejar claro que hay síntomas que son asociados a la menopausia y en realidad pertenecen a esta etapa que es una fase diferente, y más prolongada, en la que finaliza la vida fértil. En otras palabras, el climaterio es una transición. Este proceso precede a la menopausia, se presenta unos dos o tres años antes de que llegue la menopausia, y dura hasta dos después.

El doctor Miguel Salamea, ginecólogo obstetra con más de 30 años de experiencia, asegura que hay mujeres que pueden tener síntomas y otras no. En caso de presentarse, los indicadores son los sofocos, los cambios de humor y la incontinencia urinaria.

La mejor manera de llegar a la etapa del climaterio y posteriormente de la menopausia es llevar un estilo de vida saludable. El galeno recomienda visitar al médico de cabecera para prevenir problemas de salud que se pueden presentar por el problema hormonal; incluso disminuye el apetito sexual por la falta de estrógeno. La mujer se pone más sensible y aparecen infecciones.

  • Lo que todas deberían hacer

​- Llevar una dieta equilibrada. La alimentación debe ser saludable, baja en grasa e incluir frutas y verduras.

​- Consumir lácteos; estos contienen triptófano que puede ayudar a inducir al sueño.

​- Evitar el alcohol y el cigarrillo. Podrían empeorar tus síntomas. La nicotina dificultará conciliar el sueño.

“Lamentablemente el problema es cultural en nuestro país. En otras partes del mundo hay clínicas exclusivas para tratar el climaterio. Hay mujeres a las que les afecta este proceso y deben tomar medicina; por el desequilibrio hormonal podrían ponerse de mal humor. Para evitar ciertas molestias es importante tratarlo a tiempo. Las visitas al ginecólogo no terminan cuando desaparece la menstruación. Tengo pacientes menopáusicas que mantienen su vida sexual normal. Todo es relativo, cada cuerpo es un mundo. Sobre los tratamientos hormonales se debe buscar el que mejor se adapte a la paciente. La medicina es un arte y hay que buscar la indicada”. Miguel Salamea, ginecólogo obstetra, con más de 30 años de experiencia.

TE RECOMENDAMOS