Exclusivo
Familia

No compares a los 'ñaños'

Los altercados entre hermanos son comunes y en el confinamiento pueden ‘brotar’ con mayor frecuencia. Su intervención en ellos es esencial.

madre con hijos
Evite las comparaciones entre los hijos y pase tiempo con ellos de manera individual.Pixabay

Los más pequeños riñen porque quieren el mismo juguete, el adolescente se ‘calienta’ cuando su hermano agarra sus cosas y encima se las daña, o algo muy común que también suele darse es que el mayor no soporta al menor por la bulla que el niño hace.

Estas y otras situaciones pueden presentarse dentro de tu hogar, convirtiéndolo en un campo de batalla, pero para eso estás tú, para que actúes como mediador en plena contienda. Lo ideal es no tomar partido hacia ninguno de tus hijos, tampoco se trata de buscar culpables, sin embargo la llamada de atención (que consiste en explicarles las consecuencias de sus actos) debe ser para todos los implicados, manifiesta Keila Bermúdez, magíster en desarrollo humano y educación infantil.

De igual manera debes ser ese vínculo reconciliador entre ellos. “Con el tiempo y tu ejemplo harás que la conciencia y confianza entre hermanos mejore”, indica la experta, quien sostiene que ellos aprenden por imitación, si la relación paterna o materna es agresiva no se le puede pedir a los hijos calma y respeto, por ello siempre se recomienda a los progenitores que en casa fomenten diversos valores (tolerancia, unión, etcétera), pero sobre todo el diálogo.


Tenga en cuenta

La forma en la cual tú afrontas los problemas entre ellos puede ser causa de una futura riña. No permita que el resentimiento entre tus hijos crezca.

Sanción: Quíteles los juguetes y celulares
Estas deben de tener el fin de corregir al hijo y tienen que ser aplicadas según la edad de los vástagos y la acción cometida (golpe, insulto, etcétera). Pueden ir desde quitarle por varios días lo que más les gusta (celular, televisión, juguete), asimismo puede incluir la realización de las labores del hogar, como recoger la basura, regar las plantas, entre otras actividades.
Las tareas cooperativas también son excelentes alternativas, con gran enseñanza, que las desarrollen entre hermanos o con la familia.

Extratips:

- Escuche ambas partes, fije turnos para la intervención de cada uno de sus hijos y hágalos respetar, así ellos podrán expresar el motivo de la discusión.

- Deles la oportunidad de que intenten resolver el inconveniente por ellos mismos.

- Establezca reglas de disciplinas claras y equitativas para todos los miembros de la familia y cumplirlas. Toda acción genera reacción.

- Evite las comparaciones entre los hijos, esto solo sirve para agrandar más la rivalidad entre hermanos.

- Pase un tiempo con cada hijo a solas, realizando alguna actividad que a ellos les guste. Esto genera cercanía y confianza en la relación.

- Elogie las actitudes positivas. Esto logrará que esas buenas conductas se repitan con mayor continuidad.

- Fomente en los más grandes la empatía. Intente que se ponga en el lugar del hermano, en especial si es pequeño. Por ejemplo si lo insulta pregúntele cómo se sentiría si lo tratan así a él. 

"Las discrepancias pueden ser por objetos, formas 
de pensar, también depende de la edad y 
la personalidad de sus hijos”.
Keila Bermúdez, experta en desarrollo humano y educación infantil
TE RECOMENDAMOS