Exclusivo
Buena Vida

¡Construyen un laboratorio de medicina ancestral en la Amazonía ecuatoriana!

En la sede de Confeniae levantan un centro de investigación para elaborar brebajes con plantas y asistir a las comunidades. Harán libro de curaciones

chucula
1. Mujeres waorani demostraron cómo elaboran una bebida que consumen diariamente y que les da energía.Cortesía

Ceremonias, preparados tradicionales y el conocimiento de las propiedades de las diversas plantas predominaron en el primer taller de medicina ancestral, en el cual participaron mujeres de las 11 nacionalidades amazónicas, provenientes de las seis provincias orientales del país.

Luciendo sus típicos atuendos, como los coloridos cintillos, pulseras, collares y aretes, ellas compartieron sobre sus prácticas de curación que mantienen hasta la actualidad, en este encuentro realizado en la comunidad indígena Unión Base, en la ciudad del Puyo, provincia de Pastaza.

Representantes de diferentes nacionalidades participaron de un encuentro en Puyo
En el primer taller de este tipo, organizado por la Dirigencia de la Mujer y la Familia de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae), también se trató sobre cómo en las diferentes comunidades realizaron los tratamientos por la presencia del coronavirus.

Esta jornada de conocimiento ancestral, según explicó la dirigente Nemo Guiquita, apuntó a las mujeres, porque ellas están involucradas en el conocimiento de la naturaleza, y para que difundan aquellos saberes.

Un avance

mujeres
Las participantes mostraron cómo preparan algunas de las plantas.Cortesía

Otro de los objetivos, expuso la líder, fue para identificar las plantas con las que preparan sus recetas para tratar las variadas dolencias, especialmente las del COVID-19, para cultivarlas y masificar su beneficio a través de un centro de investigación.

“Se está trabajando en identificar los medicamentos con los que se trató aquella enfermedad en cada nacionalidad, qué tipo de plantas les funcionaron para esta y otras enfermedades y tomar todos estos datos como base en el Centro de Investigación de Medicina Ancestral”, manifestó Guiquita.

En la sede de la Confeniae construyen lo que será dicha entidad, en la cual pretenden elaborar sus medicinas y asistir a las comunidades.

mujeres inst
El Centro de Investigación médico es levantado en la sede del Puyo. También sembrarán plantas medicinales.Cortesía

Para lograr este propósito, en una extensión de media hectárea de terreno, plantarán las diferentes especies y con lo que cosechen en el huerto harán sus propias medicinas.

En este centro, que estaría terminado en enero próximo, además de hacer los ‘compuestos’ para sus dolencias y dar atención médica natural a las comunidades, también se impulsará la recuperación de conocimientos de los abuelos y de los sabios de las comarcas.

Herencia para nuevas generaciones

La mayoría de las exponentes compartieron sus formas de vida en sus lenguas nativas y después hablaban en castellano.

Algunas explicaron que muchos de los conocimientos los aprendieron de forma oral de parte de sus madres y abuelas sabias.

En la jornada de intercambio acordaron que se elabore un libro para que todo lo que saben quede registrado para los hijos, nietos y futuras generaciones.

Cuando haya concluido la construcción del centro de investigación y de asistencia, las participantes tendrán una nueva jornada de enseñanza e integración. (IC)

TE RECOMENDAMOS