Exclusivo
Buena Vida

Marián Sabaté: “Soy la reina de las ofertas”

Abrió las puertas de su clóset y los papeles se cambiaron: nosotros fuimos los intrusos de la ‘intrusa’ de RTS.

Foto de Sistema Granasa
Para su look relajado siempre lucirá jeans rotos.

Buena para hablar, pero pésima para combinar. Así es la Reina de la Prensa Rosa, Marían Sabaté, quien no tiene idea de cómo lucir un pantalón café. Confesó que le falta gusto para armar outfits y que en muchas ocasiones Kikín Mero, su esposo, hace las veces de asesor de imagen. En su clóset (que parece una tienda de ropa) hay muchas prendas sin estrenar. Algunas están allí por algún canje, otras porque aprovechó una promoción. Es fanática de los descuentos. Tiene blusas desde $ 0,99.

Entre sus accesorios hay réplicas de marcas internacionales. Por ahora las dejó de comprar por insistencia de su pareja. “Él vivió en Estados Unidos, tiene otra cultura, me enseñó a ahorrar para comprar algo de calidad, porque lo barato dura poco. Tampoco tengo para comprar un vestido de $ 68.000, pero tal vez sí pague $ 500 por unas gafas, aunque no me las ponga por miedo a dañarlas o a que me las roben”.

¿Tu look ha tenido muchas evoluciones?

¡Sí! A mis 52 años tengo un estilo juvenil y fresco, cuando tenía 25 tenía un look parecido al de mi abuelita.

¿Qué hacías antes y ahora ya no?

Antes sufría al decidir quién me tenía que cortar el pelo, creo que fue por inmadurez, ahora lo hace cualquier persona. Entendí que hay otras cosas más importantes por las que debemos preocuparnos.

¿Qué parte de tu cuerpo es la que más cuidas?

No me cuido, soy un desastre. No es secreto para nadie que me hice la manga gástrica, pero me falta tonificar.

Jennifer López aseguró sus ‘pompis’. La indemnización que debería recibir en caso de un accidente sería de 5 millones de dólares. ¿Tú qué asegurarías?

No tengo cara de portada internacional, pero aseguraría mi lengua. Si no hablo, me quedo sin ‘camello’.

Alguna combinación triunfadora...

Jeans rotos, camiseta, zapatos de caucho y chompa de brillos. Ese es mi look para ir al cine.

¿Qué haces para vestirte en una ocasión especial?

Confío en mis amigos diseñadores y en la asesoría de moda de Guillermo Sánchez.

¿Dónde compras?

Aprovecho cuando viajo, me gustan las promociones, soy la reina de las ofertas.

¿Qué texturas prefieres?

Lo que llama la atención, plumas, brillos, pedrerías...

¿Tu perfume preferido?

No soy una mujer de perfumes. Te cuento que para salir en la tele me pongo un poco, pero no para irme a una fiesta.

¿Qué te pondrías para asistir a una reunión con Carolina Herrera?

Un traje de Carolina Herrera, no soy tonta. Sí tengo unas cuantas prendas de diseñador, pero no estoy para invertir.

¿Qué utilizas cuando te quieres mostrar poderosa y segura?

No hay nada más fuerte que la personalidad, porque he salido hasta en pijama al centro comercial y me muestro tal como soy. No me importa si me miran.

¿Quiénes para ti son elegantes?

Rocío Cedeño de Chiriboga, Isabel Noboa, Soledad Diab y María Susana Rivadeneira.

¿Vestirías a la primera dama, Rocío González?

No soy nadie para decirle lo que se tiene que poner. Más bien que ella me recomiende.

También dijo...

* Como de todo. A lo único que le hago ‘guácala’ es a la guatita. Tal vez el día que la pruebe quede fascinada.

* Cuando estoy en traje de baño no me preocupo por tapar mis cicatrices ni mis estrías, son parte de la naturalidad de ser mujer.

* Si enseño arriba, no enseño abajo. Pienso que si muestras las dos partes no se ve nada sexy.

* La moda no es para todos.

* No me pondría rayas horizontales ni cuello de tortuga.