¿Podrían los memes propiciar la obesidad?

Exclusivo
Buena Vida

¿Podrían los memes propiciar la obesidad?

¿Eres de las personas que pasa horas divirtiéndote viendo memes? Un estudio del Reino Unido revela que los memes divulgan alimentos poco saludables y propician la obesidad en los adolescentes

Los memes, aquellas ideas o símbolos virales con contenidos cargados de humor y sarcasmo, han resultado ser más polémicos de lo que se creía.

A mediados de septiembre, el Parlamento Europeo aprobó una nueva ley de derechos de autor que algunos han denominado “prohibición de meme”.

Luego, el regulador de publicidad de Suecia dictaminó que el popular meme “novio distraído” es sexista.

Ahora, académicos a través de un estudio de la Universidad de Loughborough en el Reino Unido, se asegura que los memes están contribuyendo a la crisis de obesidad de los adolescentes de dicho país.

Además, advirtieron en una carta que estas imágenes tienen un contenido peligroso para la salud y divulgan alimentos poco saludables para los jóvenes.

Un número importante de personas en Twitter comparte memes de internet relacionados con la salud, con mensajes positivos y negativos, de los cuales muchos contienen material inapropiado, subrayan los científicos.

Un meme en donde sale un niño son sobrepeso y en su imagen dice “¿comida gratis? ¡Cuenta conmigo!, fue un ejemplo puesto por los académicos en la carta enviada al parlamento del Reino Unido.

Otro meme alarmante consiste en la representación de una figura humana formada con imágenes de comida chatarra, pizzas, hamburguesas, con salchichas como extremidades y un rostro representado por una papa sonriente, a su lado a parecen otras figuras humanas bien definidas para establecer una comparación; este meme lleva por título “Yo”.

Según los académicos, los memes de internet generalmente son vistos como entretenidos, pero también representan una práctica cultural que no tiene en cuenta las necesidades y derechos específicos de los adolescentes.

Por otra parte, los estilos de vida poco saludables le cuestan miles de millones al Servicio Nacional de Salud cada año, por lo tanto indican que estos gastos podrían verse incrementados a causa de la difusión de mensajes relacionados con la salud cuyos contenidos son “inexactos e inapropiados”.

Recomiendan además, crear conciencia entre los jóvenes y analizar los memes antes de disfrutarlos o compartirlos. “Es preocupante que el contenido de los memes de internet produzca una sensación de felicidad predominante independientemente del tono o la imagen subyacente que se use”, advierten.

Si los memes de internet tienen agendas políticas, corporativas u otras sin prioridades adaptadas a las necesidades de los jóvenes de 13 a 16 años, tienen el potencial de hacer daño a gran escala, agregaron los académicos.

Así como también pueden “normalizar comportamientos indeseables”, ya que con mucha frecuencia contienen material que puede ridiculizar a otros por su raza, género, etnia, sexo, imagen corporal, religión o nutrición.