Mis Historias Urbanas: Carta al zombi

Exclusivo
Mis Historias Urbanas

Mis Historias Urbanas: Carta al zombi

Si tienes alguna historia escribe a moncadab@granasa.com.ec o llama al 042201100, ext. 2099.

MHU versiones definitivas-01
Mis Historias Urbanasblanca moncada

Hace poco, mi abuelo intentó sacar del alma un dolor que ha ensombrecido la historia de la familia hasta el llanto. La impotencia y la apatía hacia esta situación han sacado lo mejor y lo peor de los miembros de esta tribu de la selva de cemento durante estos años.

En esta ocasión les traigo lo que es, quizás, uno de los mensajes más conmovedores que pudieron haberse escrito respecto a la drogadicción. De Marcos Pesantes Arias: Para los de la muda: "Algunos me preguntarán qué es eso de la muda. Les diré que es la octava letra del alfabeto español".

Además les diré que es el símbolo de la hora, que a todos nos llega. Y de la bomba de hidrógeno, que destruye todo. No tanto como la heroína, que es más tóxica que la morfina. "Por ella, la heroína, algunos ya se quedaron mudos, presos en el cementerio". 

Fue inevitable, una tumba te ata para siempre a la tierra. Otros quedaron zombis. "Escuchen, muchachos, sean mudos, pero no sordos y ojalá no se hagan los ciegos al leer esta columna. La hache es como el hacha. No te das cuenta cuando, en el momento menos pensado, te ha volado la cabeza". 

Y para terminar, una del Puma: "Volvamos a casa, basta de locuras / tu cuerpo está enfermo, necesita ayuda. / Allí te queremos, no lo pienses más... / No lo pienses más, volvamos a casa...". José Luis Rodríguez.