Exclusivo
Salud

¡Cuidado con las molestias digestivas! podrían causarle graves trastornos

El estrés y una alimentación inadecuada pueden traerle problemas estomacales. Te damos consejos para prevenirlas y tratarlas

molestias estomacales
Un sistema digestivo en buen estado te permitirá sentirte bien y con las energías necesarias para realizar todas tus actividades cotidianas.Pixabay

Dolor de estómago, ardor, vómitos, gases, estreñimiento o diarrea, entre otros malestares estomacales, son algunos de los síntomas que alertan que algo no marcha bien en el estómago y que en casos renuentes o severos conviene acudir al médico para determinar si se trata de una alergia, intolerancia o de enfermedades como la gastritis, reflujo o colitis.

Mayumi Ruiz Izurieta, nutricionista y dietista, afirma que es posible prevenir las citadas enfermedades con tan solo consumir las cinco comidas del día (la tres principales y las colaciones entre ellas), beber dos litros de agua, hacer ejercicio y descansar.

Carlos León, gastroenterólogo-endoscopista, opina a su vez que los síntomas de dispepsia (sentir que la comida se te regresa o te llenas de gases) no deben tomarse a la ligera, ya que está podría provenir del tubo digestivo o de sus anexos: hígado, páncreas o vesícula.

A continuación EXTRA detalla los males digestivos más frecuentes, cómo reconocerlos y qué hacer para mantener este sistema en buen estado.

Reflujo gastroesofágico

Es una sensación de quemazón que puede darte náuseas, vómitos, mal aliento y lesiones en los dientes. Si es continua puede causar ronquera, ya que el ácido sube e inflama las cuerdas vocales. Por eso se  no comas más allá de las 19:00 a 20:00, evita las comidas pesadas con mucha grasa y harinas. No te acuestes luego de comer, espera dos horas y duerme del lado izquierdo, porque si te acuestas del otro lado favoreces al reflujo, explica Rafael Serrano, experto en medicina funcional.

Gastritis

Esta inflamación de la pared del estómago se produce por la alteración de dos factores: la capacidad natural de regenerarse y la presencia de agresores (Helicobácter pylori, ingesta de antiinflamatorios, alcohol, comidas muy calientes fumar, etc.), explica León, quien sugiere acudir al especialista ante la presencia de dolor estomacal, náuseas, vómito o falta de apetito. Aunque señala el experto que hay personas que tienen la enfermedad y no tienen síntoma alguno.

Úlceras

Se forman cuando los ácidos que ayudan a digerir los alimentos dañan las paredes del estómago. La causa más común es la infección por Helicobácter pylori o el uso prolongado de antiinflamatorios como la aspirina y el ibuprofeno. El síntoma más común es un ardor estomacal, pero también dolor entre comidas o durante la noche. Además de aparecer en el estómago, pueden presentarse en todo el aparato digestivo, pues desde la boca hasta el ano está cubierto por mucosa (pared natural). 

Colon irritable

Un dolor tipo cólico es la manifestación de un intestino que se contrae porque está inflamado (irritable). Luego se puede presentar diarrea por tres o cuatro días, y después no querer ir al baño por dos o tres días (estreñimiento), haciendo que la barriga se hinche y se llene de gases. Ante estos síntomas hay que estar atentos aconseja el cirujano gástrico Max Coronel.

La colitis a diferencia de esta afección, por lo general se presenta por parásitos, explica Coronel. Por eso exhorta a desparasitarse mínimo dos veces al año. “En el mercado hay productos que en dos o tres días nos dejan limpios”.

Hemorroides

El sangrado (rojo vivo) es la principal señal, acompañado de dolor y picazón en la zona anal. Esto es común en pacientes con estreñimiento, quienes al forzar el esfínter anal, desgarran las venas hemorroidales. En estos casos, Serrano sugiere tomar baños de asiento. El paciente debe sentarse en una lavacara con agua fría y (manzanilla) por 10 minutos, lo cual actuará como analgésico y desinflamatorio de las venas lastimadas. También se puede recurrir a las cremas que se expenden en las farmacias, dice el experto.

Las dispepsias

Es cuando la comida no te sienta bien, te llena de gases, sientes que los alimentos se te regresan. Son síntomas que no deberían ser ignorados, sobre todo si son frecuentes, y recurrir al médico para que este le haga los exámenes respectivos. Porque el origen de la dispepsia podría provenir de uno de los anexos del tubo digestivo; el hígado, el páncreas, la vesícula.

Diverticulitis

Se presenta cuando hay inflamación o infección en las paredes del colon, debilitándolas y provocando la aparición de una hernia (protuberancia que sale a través del músculo). Los síntomas son dolor abdominal, fiebre, náuseas, y cambios en hábitos intestinales. Es frecuente a los 40 años, pero cada vez se detecta más en jóvenes, sostiene Coronel, debido a los malos hábitos alimentarios, problema de estreñimiento, dietas sin guía profesional. Puede requerir cirugía y, luego de la misma, una dieta rica en fibra.

frutas y verduras
Las frutas y verduras siempre serán los mejores aliados de la salud.Pixabay

Más recomendaciones  

- Come muchas frutas y vegetales, poca carne y mucho pescado. Mantén bajo control el estrés y la ansiedad, ya que son dos enemigos para la buena salud de los órganos que forman nuestro sistema digestivo.

- Mastica bien los alimentos y despacio. Evita los chicles, las bebidas con gas, las comidas muy grasosas o azucaradas.

- Para el reflujo y gastritis, el doctor Serrano aconseja tomar una cucharada de limón en ayunas en dos onzas de agua y esperar 20 minutos para comer o tomar algo. “El ácido de limón se juntan con los ácidos gástricos y los neutraliza”.

- Automedicarte puede enmascarar tu cuadro y hacer más difícil el diagnóstico, asegura el cirujano gástrico Carlos Salvador. “Una colitis mal tratada puede desencadenar tumores. Y las gastritis y reflujos, transformarse en úlceras”. Coronel señala que toda enfermedad crónica se puede tratar, dependiendo del estado en que se encuentre, por eso es importante detectarla en etapas iniciales.

- El color y olor de las heces revelan mucho. Según Coronel, si son oscuras casi negras el intestino podría estar afectado.    

A continuación, te decimos qué frutas puedes consumir para mejorar tu digestión:

TE RECOMENDAMOS