Oswaldo Segura: “No me gusta el chisme ni hablar mal de la gente”

Exclusivo
Buena Vida

Oswaldo Segura: “No me gusta el chisme ni hablar mal de la gente”

Aunque admite con sinceridad que no le gusta el chisme, ni hablar mal de nadie, ha sabido desenvolverse a la hora de emitir un comentario, sin llegar a la ofensa, lo que le ha permitido ganarse el cariño y la credibilidad de los televidentes.

VAMOS CON TODO.jpg
Oswaldo Segura junto a Aurora Valdez y Jeanine Leal. El actor es el único que quedó del elenco original de VCT.

Habla con mucha calma y cuidado, tal como lo hizo durante 14 años en el panel del programa ‘Vamos con todo’ (VCT), de RTS, que desde el lunes cambió por otro nuevo llamado ‘Intrusos’. Oswaldo Segura no es solo un panelista más, es un experimentado humorista y reconocido actor de teatro, a quien la necesidad y el destino lo llevaron a un programa de farándula.

Aunque admite con sinceridad que no le gusta el chisme, ni hablar mal de nadie, ha sabido desenvolverse a la hora de emitir un comentario, sin llegar a la ofensa, lo que le ha permitido ganarse el cariño y la credibilidad de los televidentes, muchos de los cuales aún lo recuerdan por su personaje de Felipe en ‘Mis adorables entenados’.

¿Cuál es el secreto para que un humorista, hombre de teatro haya permanecido tantos años en un programa de farándula?

Voy a ser sincero, estaba desempleado, no tenía trabajo en ningún canal y eran épocas muy difíciles, años complicados, y me llamo Gastón Carrera, me quiso probar para un programa de farándula, una especie de revista suave para que haga la parte humorística, la parte liviana. Fui, hice el casting con varias personas y salí favorecido. Me dije que gracias a Dios tendría trabajo unos 6 u 8 meses, no le daba mucho tiempo.

¿No le daba mucho tiempo al programa o a su permanencia?

Al programa. Yo me dije que no iba a durar tanto tiempo, aparte era una hora de farándula. Esto se termina en seis meses y me servirá para comer ese tiempo. Bueno, pasaron 6 meses, un año, 12 años y ya cumplimos 14 este 18 de octubre.

Usted es el único del elenco original que aún permanece en RTS. ¿Cómo lo logró?

Siempre me preguntan si tengo un amarre con algún directivo, además nunca me dijeron ándate. Trato de hacer las cosas bien, al principio me pareció incómodo hablar de los actores y de la gente, trato de no ser ofensivo, de hablar lo menos posible o dar un comentario escueto y ser objetivo. Hablar de un artista es como escupir para arriba. No puedes hablar de tu propio gremio, tal vez es por eso que he permanecido y sé que hacen estudios, focus groups y por ahí puede ser, deduzco.

Es el panelista ‘light’ del programa.

Es que no me gusta el chisme ni hablar mal de la gente. Es un programa donde mal o bien se habla de la gente, pero trato de no hacerlo, sino de poner ese toque de distanciamiento y cuando hay alguna fricción entre compañeros intento mantener la calma. Creo que eso a veces resulta y eso en la gente se vuelve como una forma de decir que no me meto con nadie.

Lo contrataron para que haga humor, pero no lo hace para nada, solo comenta.

Así es, pero acuérdese cómo era ‘Vamos con todo’ al comienzo, era fuerte, uno podía hablar de todo. Uno decía una cosa y se hincaba al otro, eso generaba noticia y morbo. En ese caso yo no podía hacer un chiste a menos que sea algo liviano, porque en un asunto serio hacerlo como que era fuera de lugar. Entonces trataba de hablar lo menos posible y hay que tener tino para hacer una broma. A veces he estado en el momento justo para recapacitar y poder pedir disculpas.

¿Cuál ha sido uno de los momentos más embarazosos que ha pasado?

Este último tiempo ha sido más complicado por la incertidumbre que te mata. Han habido tiempos muy difíciles de sacar gente por un montón de motivos, reducción de personal, el rating y es una tensión fuerte que se ha vivido. Antes como quiera fuimos líderes durante muchísimos años...

¿Ahora ya no?

Peleamos, estamos siempre peleando y eso es lo que a nosotros nos mantiene estar en vilo, no sabemos qué va a pasar y es preocupante y estresante.

¿También puso las barbas en remojo cuando empezaron a sacar gente en el canal?

Claro, por supuesto.

¿Sintió el peligro de perder su trabajo?

Por supuesto, ahora sobre todo. Hace unos años atrás no me hubiera importado, era joven, inclusive he trabajado en todos los canales de señal abierta que hay aquí. Una cosa que no me gustaba en un canal, decía chao, gracias y me iba por la puerta grande. Tengo una oferta mejor. Ahora ya no, por la edad que tengo (risas).

Es un actor experimentado...

Sí, pero para una empresa la edad cuenta mucho, a no ser para cosas esporádicas, pero trabajar de planta como lo hago en el canal, ya no. De todos modos cuando uno es joven no le importa, ahora tengo compromisos, el sueldo que tengo me permite hacer lo que hago. Respirar, tengo para vivir, para mantener a mi familia. Si me quedo sin trabajo pierdo todo. Es complicado.

Ahora hay muchas producciones nacionales, ¿no ha recibido ofertas?

Me han llamado, pero usted quiere que me vaya del canal (risas).

Para estar de panelista, mejor lo vemos actuar. Aunque Ud. hace teatro.

Hago lo que me gusta, es mi trabajo. He presentado proyectos al canal, pero la fe la tengo. Escribí una comedia buenísima que se llama ‘Ponlo a Segura’ que ya el canal me la aceptó, pero hay que esperar, ahora no es el momento. Les interesan mis proyectos, pero son otros asuntos que no han permitido cristalizarlos. En el 2019 se darán.

‘Mis adorables entenados’

¿Qué le dejó la época de ‘Mis adorables entenados’?

Me dejó el cariño del público que es lo más importante, hasta ahora gracias a Dios existen las redes sociales, YouTube, hay jóvenes y niños que me saludan.

Será el eterno Felipito. ¿No le afectó en lo laboral el personaje?

Por un momento pensé que me iba a hacer daño, pero veo que no, fue todo lo contrario, he hecho mejores cosas que Felipe en TV y teatro, pero siempre voy a ser Felipe. Esa fue la primera impresión que recibió la gente y no me fue perjudicial. Ese personaje fue arrollador. Se le quedó en el corazón a los televidentes. Felipe será Felipe.

¿Cuánto tiempo estuvo al aire?

En Ecuavisa dos temporadas y en RTS ‘Mis adorables con billete’. Luego volvieron a Ecuavisa con ‘Visa para un sueño’. Y se terminó porque cuando no me gustaba algo, me iba y así pasó acá.

Panelista intruso

¿Cuál es su papel en el nuevo programa?

Mi papel es de mediador. Dependiendo de lo que generen los intrusos, son 7 panelistas, cada uno trae una propuesta, un tema y ellos estarán involucrados en el tema, que será fuerte y la tónica del programa. Los reporteros estarán en la calle.

¿Cree que tenga la misma aceptación de VCT?, ¿será que el público lo extrañará?

Pienso que sí tendrá aceptación, lo importante que está haciendo la producción es cambiar, mutar, ya estuvo 14 años ‘VCT’ y vamos a probarlo a ver qué pasa. Luego viene la segunda parte, que es ‘VCT el juego’. Va a participar el público que nos acompañó durante 14 años, para ver qué y cuánto saben de farándula. Que se proponga el cambio y que resulte es el objetivo.