¡El uso de audífonos te puede dejar sordo!

Exclusivo
Buena Vida

¡El uso de audífonos te puede dejar sordo!

El uso excesivo de audífonos puede causar una pérdida auditiva e incluso llegar a la sordera

Los audífonos se han vuelto parte de la vida diaria y parecen ser algo inofensivo. Sin embargo, escuchar música con volumen demasiado alto aumenta el riesgo de sufrir pérdidas auditivas e incluso llegar a la sordera.

En 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que, aún siendo los adultos mayores la población con más incidencia de pérdidas auditivas, en los jóvenes entre los 12 y 35 años, esta deficiencia ha aumentado, cubriendo a 1.100 millones de jóvenes, debido al uso excesivo de audífonos en volúmenes altos y por tiempos prologados.

En Ecuador, el 5 % de la población, entre 700 y 900 mil personas, tiene pérdida auditiva de moderada a grave, según el Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis), algunos de estos casos corresponden a problemas no detectados desde la infancia, otros debido al desgaste natural de este sentido y en los jóvenes es debido al uso constante de teléfonos celulares y audífonos.

El doctor Ignacio Pacheco, otorrinolaringólogo del Centro Médico Abel Gilbert, señala que los aparatos electrónicos como smartphones, iPods y reproductores MP3 pueden producir sonidos muy altos y pueden dañar seriamente los oídos. También indica que estar en lugares donde hay un ato nivel de ruido como bares, discotecas, estadios deportivos y espacios de conciertos también afecta al aparato auditivo.

Además, recomienda que cuando escuches música o utilices auriculares, lo hagas máximo dos horas al día y con el volumen a la mitad de la regulación; es decir, a un nivel que te permita oír lo que ocurre a tu alrededor y al mismo tiempo, no tener que gritar para ser escuchado.

Una de las principales consecuencias de la pérdida de audición, según Pacheco, es la limitación de la capacidad que puedes tener para comunicarte con los demás. En la mayoría de los casos, afecta al escuchar tonos de altas frecuencias. Por tanto, un síntoma típico de esta pérdida auditiva es la dificultad de identificar sonidos agudos como las voces femeninas o de niños, o consonantes como la s, t, k, p, b y f.

De acuerdo con la OMS, los ruidos que se consideran dañinos son a partir de 85 decibeles.

El ruido del tráfico o el zumbido de un refrigerador, por ejemplo, así como el motor de las motocicletas y tractores para cortar el césped llegan a 90, los reproductores de música MP3 pueden llegar a 100 decibeles y un concierto entre 110 y 120.

Así que si te gusta escuchar música, debes bajarle el volumen y no debería durar más de 15 minutos. Un MP3 al máximo volumen a través de audífonos puede sobrepasar y alcanzar 105 decibeles.

En caso de que presentes algún principio de pérdida de audición lo que debes hacer es recurrir primero al otorrinolaringólogo o al audiólogo para que realice una audiometría que permite conocer qué tanto escuchas. Este examen ayuda a detectar a tiempo la pérdida auditiva y detener su progresión con procedimientos adecuados, como el uso de audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos.

Grados de la pérdida auditiva

-Pérdida auditiva leve: Se caracteriza por no oír ruidos suaves y por la dificultad para seguir conversaciones en lugares con mucho ruido de fondo.

-Pérdida auditiva moderada: No oyes ruidos suaves ni intensos. Cuando hay ruido en el ambiente, te cuesta entender las conversaciones.

-Pérdida auditiva severa: Para seguir una conversación, debe ser en un tono muy alto.

-Pérdida auditiva grave o profunda: Solo oyes algunos ruidos muy fuertes. La comunicación es imposible sin la ayuda de un audífono.