Exclusivo
Buena Vida

En Santa Ana perennizan sus encantos

Con concurso de fotografía celebraron los 137 años en cantón de la provincia de Manabí 

thumbnail_ATARDECER SANTANENSE
A Santa Ana la consideran como un paraíso manabita.Alejandro Giler

Por sus parajes, paisajes, atardeceres, verdes campos, Santa Ana refleja la belleza que caracteriza a la provincia de Manabí.

Con fotografías que destacan la cultura, el turismo, gastronomía y otras bondades de este cantón manabita, celebran sus 137 años de creación.

“Mi mejor Postal” se llama este concurso con el cual el Cabildo local invitaba a capturar la belleza y lo maravilloso de esta centenaria localidad manabita en su aniversario de cantonización.

Las diferentes postales reflejan las cualidades turísticas y paisajísticas de este territorio. Por esa belleza, muchos residentes aseguran que “Dios puso su mano”.

Víctor Cedeño, uno de los participantes, destacó en su fotografía a un niño levantando su brazo derecho y en su entorno a la belleza de la zona céntrica del cantón. En medio de la vegetación, arquitectura y color muestra el orgullo de pertenecer a esta tierra.

thumbnail_centro de Santa Ana
La fotografía de Víctor Cedeño refleja la belleza de la zona céntrica del cantón.Alejandro Giler

Un arcoíris dándole colorido al cielo santanense y la belleza del casco urbano cobijado por una leve llovizna, fue la hermosa postal captada por Lourdes Macías, demostrando que esta tierra tiene momentos mágicos y lugares especiales.

César Mero quiso eternizar en una foto los fabulosos parajes de la ruralidad manabita. Una verde montaña rodeada de vegetación, unas aves cruzando la comarca y pequeñas viviendas cercanas al cerro son la prueba clara, para él, de que Santa Ana ha sido bendecida.

Santa Ana tiene paraísos escondidos. Uno de aquellos escenarios naturales es la cascada La Chorrera, ubicada en el sitio Guajabe de la parroquia Honorato Vásquez.

Este lugar es para tener contacto con la naturaleza y disfrutar en familia. Hasta se puede dar un reconfortante baño.

Otro de los principales atractivos locales es la represa de Poza Honda, el primer reservorio de agua que se construyó en Manabí y que abastece a nueve cantones de la provincia.

En esta reserva artificial de 12 kilómetros de largo, se pueden realizar paseos en lanchas, pesca deportiva y otros eventos acuáticos como kayak, velerismo, entre otros. Mishel Pico propuso una foto mostrando este atractivo natural.

Por las diferentes fotos se evidencia que Santa Ana es una ciudad encantadora.

RELACIONADAS
El sueño de agricultores
En sus inicios, por 1810, esta tierra fue llamada “Capilla” por una construcción al pie de la colina de lo que hoy es el barrio Las Cañas.

A estas comarcas manabitas llegaron colonos atraídos por su exuberante riqueza y belleza.

En 1818 arribaron agricultores y ganaderos provenientes desde Portoviejo y de otros pueblos, y le cambiaron el nombre a Vuelta Larga. Esto, según historiadores, por la vista panorámica de una vuelta larga que se hacía viajando desde Santa Ana hacia Portoviejo. (AG)