Exclusivo
Buena Vida

Su ‘veneno’ le ha hecho ganar enemigos

Silvana Torres asegura que el mundo de la farándula está lleno de gente hipócrita.

PRESENTADORA DE FARANDULA EN TC  SILVANA TORRES

Acepta ser la reportera ‘más odiada’ de la farándula en el país, pero no le da ni un poquito de pena, al contrario, Silvana Torres está orgullosa de que sus notas estén cargadas de polémica y de ‘veneno’, porque si no “no habría diversión”, asegura.

Su excolega Wilson Franco, quien fue reportero del programa Faranduleros, cree que más que odio, es envidia lo que sienten quienes la atacan. “Como es suspicaz y atrevida al buscar una información, muchas personas pueden malinterpretar eso. Incluso las personas del mismo medio”, mencionó.

Aunque la también presentadora del programa De boca en boca sabe que el ser ‘cizañera’ le ha ‘engrosado’ la lista de enemigos, esto la tiene sin cuidado, porque está segura de que en el mundo de la farándula’ hay mucha gente hipócrita.

También está convencida de que si ella hubiese empezado su carrera cuando la farándula era “más maldita”, o sea antes de que existiera una Ley de Comunicación, se habría ganado muchos más enemigos de los que tiene.

Le han dicho de todo, “eres mala”, “eres cruel”, y según Silvana, “cuando no tienen qué más argumentar se meten con mi estatura”. Es más, en los eventos a los que asiste, alguno que otro compañero la ha ignorado.

“Hay personas que no se alegran por tu éxito. Cuando tú estás creciendo, ellos como que se sienten un poco relegados”, comenta.

Pero el ‘odio’ también lo siente de parte de sus entrevistados, los que asegura, muchas veces le temen. “Ellos deben entender que esto es la televisión, es dar y recibir porque son personajes del medio”, indica.

Ante esto, Mauricio Altamirano, más conocido como ‘El Cuy’, del Club de la mañana, cree que ‘odio’ es una palabra muy grave, pero atribuye este sentimiento a la persistencia de Silvana a la hora de realizar sus notas.

“Cuando ella hizo el casting para Vamos con todo, la vi en al cola y de lo chiquitita que era, era la que más se destacó por su forma de ser”, dijo el también presentador.

No están acostumbrados

Para Silvana, muy pocos de los personajes públicos del país están acostumbrados a una farándula “de verdad”. “Se sorprenden de que un reportero ande detrás de un entrevistado. Que le hagan una pregunta cizañera. Si vivieran en Perú o Argentina realmente se atacarían con el tipo de notas que hacen allá”, indica.

Pero Silvana aclara que ‘se transforma’ cuando está frente a una cámara. “Trabajo es trabajo”, afirma y añade que en su casa es una chica tranquila, que no se mete con nadie, pero cuando hay que hacer polémica, nadie la para.

Eso sí, asegura que jamás ha inventado ninguna historia, como se cree que hacen los programas de farándula. Lo que sí hace es revelar secretos y “cosas malas” que los famosos quieren ocultar. “Nota es nota y deben saber que yo no me caso con nadie”, apunta y se siente bien cuando suelta un poco de ‘veneno’.