Exclusivo
Deportes

Polémica por la transmisión del fútbol nacional

La polémica por los transmisión de los partidos del campeonato se evidenció en Quito la tarde de este viernes 8 de diciembre.

Imagen sony-2993046_960_720
Al inicio las operadoras no conseguían ingresar al escenario deportivo.Pixabay

La polémica por los transmisión de los partidos del campeonato se evidenció en Quito la tarde de este viernes 8 de diciembre. En la previa del cotejo entre Liga de Quito y Clan Juvenil, las operadoras tuvieron problemas para ingresar al escenario deportivo, a pedido de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Sin embargo, finalmente pudieron acceder a las 17:40 minutos, aplicando la revocatoria dictada por la Unidad Judicial del Sur de Guayaquil el día de ayer, jueves 7 de diciembre, en la que judicialmente se permitiría la transmisión de los partidos del campeonato ecuatoriano.

Pese a que la Ecuafútbol contraatacó en la mañana de hoy, asegurando que el contrato entre el organismo rector del fútbol local con Gama y TC no tenía “validez” al cumplirse los 90 días de mora de las deudas, las operadoras ingresaron tras tres horas de disputa.

La decisión se tomó de manera temporal, ya que se espera una nueva orden judicial, después de que en el día de hoy se haya celebrado una nueva vista del juicio, en la misma Unidad Judicial de Guayaquil. Mientras se oficializa esta nueva orden, se tiene que acatar la revocatoria, según explicó la intendente de Pichincha, Magaly Herrera.

La funcionara pública y el presidente de AFNA (Asociación de Fútbol No Amateur), Nicolás Vega, mantuvieron una dura disputa, ya que el segundo defendía los derechos de la FEF. Y es que la Ecuafútbol envió una notificación a la asociación de Pichincha para que haga respetar “los derechos de la Federación Ecuatoriana de Fútbol”, y no dejase ingresar a las operadoras.

Desde las 14:00 horas de este viernes 8 de diciembre, ambos directivos discutían la resolución. Herrera indicó que el mandato fue revocado y que los medios pueden ingresar, en alusión a la medida revocatoria impuesta el día de ayer. Sin embargo, Vega alega que la Federación Ecuatoriana de Fútbol desaprobó el ingreso desde Guayaquil, a la espera de la nueva resolución judicial y alegando la finalización del contrato.

“Tengo un documento, que fue enviado a su fax, donde dice que no pueden entrar. Si se desobedece eso, quien va preso soy yo”, insistió Vega. Por su parte, Herrera le mostró el documento físico donde se ordenaba lo contrario. Finalmente, ambos llegaron a un acuerdo y accedieron al ingreso, aunque de manera temporal.